Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Citroën C4 Aircross o Nissan Qashqai, ¿cuál es mejor?

Citroën C4 Aircross

El Citroën C4 Aircross ya tiene un tiempo, pero sigue siendo uno de los modelos predilectos entre quienes gustan de los SUVs de marcas generalistas. Siempre tuvo un rival en el Nissan Qashqai, el rey entre ellos. Si los comparamos, ¿con cuál nos quedamos?

Puede que el Citroën C4 Aircross ya no esté a la venta en España, pero los seguidores del universo SUV le siguen teniendo en muy alta estima. Razones para ello tiene, desde luego. Tanto en el momento de su llegada como ahora ha tenido siempre un rival de altura en el Nissan Qashqai, el rey de los crossovers generalistas. ¿Con cuál de los dos nos quedamos? Vamos a verlo.

No te pierdas: Todos los precios del Citroën C5 Aircross

Citroën C4 Aircross

Citroën C4 Aircross

El Citroën C4 Aircross llegó después del C-Crosser, aunque con un concepto algo diferente. Mientras que en éste teníamos siete plazas, en el C4 sólo entraban cinco personas, algo lógico si tenemos en cuenta rivales de tamaño similar. Éste era un SUV de 4,34 metros de longitud, 1,80 metros de anchura y 1,62 metros de altura. Parecido al Qashqai, por tanto. Además, como sucede con el todocamino japonés, presenta ciertas capacidades off-road que sin embargo no le convierten en un todoterreno.

En cuanto al interior, el espacio era correcto. Cuatro ocupantes irán bastante cómodos en este vehículo, y cinco bien, sin más. El maletero, por su parte, ofrece una capacidad de 442 litros en las versiones con kit antipinchazos y de 416 si llevan rueda de repuesto.

Las opciones mecánicas que ofrecía el C4 Aircross eran tres, dos de ellas diésel y la otra de gasolina. Los primeros eran sendos HDI con 114 y 150 CV de potencia, mientras que el de gasolina se iba hasta 117 CV. Existían versiones tanto de tracción delantera como de tracción total. En cuanto a la transmisión, todos los motores contaban con una manual, de seis relaciones en el caso de los de gasóleo y de cinco para el de gasolina.

Nissan Qashqai

Nissan Qashqai

Como decíamos en Nissan Qashqai es el rey de los SUVs generalistas. Incluso ahora que la actual generación está dando sus últimos coletazos los compradores se interesan por él. Mide 4,39 metros y ofrece una capacidad de maletero de 430 litros, que si bien es inferior a la de rivales más jóvenes, supera a la del Citroën C4 Aircross.

La próxima generación está cerca, sí, pero eso no ha impedido a Nissan actualizar recientemente la actual. Se han introducido dos nuevos motores de gasolina de 1,3 litros con 140 y 160 CV que sustituyen al 1.2 DIG-T de 116 CV y al 1.6 DIG-T de 163 CV. En diésel siguen vigentes los conocidos 1.5 de 115 CV y 1.6 de 130 CV.

La actualización del Qashqai también afecta al apartado tecnológico. Por ejemplo, su sistema multimedia es ahora compatible con Android Auto y Apple CarPlay, mientras que desde mediados de 2018 se puede incorporar el ProPILOT 1.0, un primer paso hacia la conducción autónoma con el que el vehículo puede controlar la dirección, el acelerador y el freno en determinadas circunstancias.

¿Con cuál nos quedamos?

Para adquirir un Citroën C4 Aircross habría que acudir de forma obligatoria al mercado de segunda mano, por lo que comparar los precios de ambos modelos sería injusto. El Qashqai, no obstante, parte de 22.000 euros. Aunque haya que emplear más dinero en su compra sería con toda seguridad nuestro elegido. No porque el C4 Aircross sea un mal coche, ojo, sino porque Citroën tiene opciones más modernas que él. El Qashqai, por su parte, ha ganado el oxígeno suficiente con sus últimas actualizaciones para que el fin de su vida comercial sea lo más placentero posible.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas