Skip to main content

Noticia

Motor

Por qué ya no queremos que nuestro coche sea blanco o negro

Coche blanco

Hasta hace relativamente poco tiempo, blanco y negro eran los colores más pedidos en los concesionarios. Ya no y no es porque estos colores gusten menos, es por asociación. Un estudio confirma que los conductores no quieren que su vehículo sea blanco taxi o negro VTC y que el gris es el color más demandado a la hora de comprar coche.

Así se crean los colores de los coches del futuro

En la lista de colores más buscados por los españoles que compran coche, el gris ha crecido en el último lustro casi diez puntos de cuota, pasando del 16% al actual 25%. Es el color preferido en el segmento de coches familiares y monovolúmenes; también entre los SUV y en las berlinas, aunque en menor medida. 

Colores más elegidos

Hasta hace cinco año, el color blanco, era la opción marcada por el 29 % de los internautas que iniciaban la búsqueda de coche nuevo a través de Internet. A día de hoy, empata con el gris con otro 25%. Si durante muchos años ha sido el color más escogido por "sufrido, neutro y sin riesgo de que el conductor se canse de él, además de reflejar mejor la luz solar y, por tanto, calentarse menos"; ahora no lo es tanto porque muchos usuarios lo identifican con el color de los taxis.

En cuanto al negro, ha pasado del 14 al 12 % y concentra más demanda entre quienes buscan un cabrio o un deportivo. Otro dato curioso: es la alternativa menos escogida incluso que las tonalidades rojas y azules en los coches pequeños.

Azul, plata y rojo

El azul es, de acuerdo con el informe de Unauto, otro color que empieza a repuntar y llega al 12 % de las peticiones. Se coloca de este modo al nivel del negro, aunque, cuando hablamos de azul, en realidad hay que hacerlo de tonalidades: oscuro si se trata de una berlina o un familiar; y claro para los SUV.

Jeep Compass 2021

Por el contrario, plata y rojo son, de la paleta de colores habitual, los menos escogidos, con un 9 % y un 5 %, respectivamente. "El plata, en realidad, tiende a confundirse con el gris, pero es una tonalidad a mitad de camino entre este color y el blanco y, si bien estuvo de moda allá por los 90, ha perdido predicamento entre los conductores", indica el informe.

Según el portavoz de Unoauto, Ignacio García Rojí, “si bien los colores llamativos son, a la hora de la verdad, en la compra, bastante residuales, no es extraño ver en los lanzamientos de modelos algunos realmente fuera de lo común, incluso bicolores, que son la pesadilla de las aseguradoras". "En realidad, hay mucho marketing y psicología detrás, y es que un color resultón o chillón visto en la calle es una gran publicidad para el modelo, aunque luego en el concesionario nos tornemos más conservadores y haya tonalidades que no queramos ver ni en pintura”, apunta Rojí.

Y además