Skip to main content

Noticia

F1

El volante de Robert Kubica que se adapta a sus necesidades

Robert Kubica
Robert Kubica tiene nuevo volante en su Williams.

Robert Kubica tiene un nuevo volante en su Fórmula 1 que se adapta a sus necesidades físicas. El polaco, que sufrió un gravísimo accidente de rally en 2011, ha regresado al Gran Circo esta temporada. Ha pasado por una dura adaptación y está regularmente por detrás de su compañero de equipo… ¡pero hasta ha puntuado!

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Resumen de Ferrari del GP Italia F1 2019

Aunque se nos olvide cuando se pone el casco, Robert Kubica compite en la Fórmula 1 con un grave problema de movilidad en la mano derecha, causado por el accidente que sufrió mientras participaba en un rally en 2011. Debido a esta dificultad para mover la extremidad, Robert ha tenido que “reaprender” a pilotar coches de carreras a la vez que se recuperaba de las graves lesiones sufridas.

La historia de Kubica es de absoluta superación. Nunca se pensó que el polaco pudiese regresar al Gran Circo tras su accidente, pues no hay que olvidar que su vida llegó a estar en peligro. Pero con mucho entrenamiento, un proceso médico largo y exitoso y gracias a que nunca tiró la toalla, en 2019 Kubica ha vuelto al campeonato en el que ganó una carrera en 2008.

Es difícil medir la actuación del ex piloto de BMW y Lotus en la F1, ya que el Williams que pilota es con diferencia el peor coche de la parrilla. En el global de la temporada, las actuaciones de Kubica son peores que las de su compañero (tanto en carrera como en clasificación), el debutante George Russell, pero en la clasificación general el polaco está por delante del británico gracias al punto que consiguió en el GP de Alemania tras la descalificación de los Alfa Romeo.

El volante de Kubica, muestra de su condición

Robert Kubica en el paddock de la F1

Kubica ha tenido que aprender a competir con la limitación de movimiento en la mano derecha. Puede, sin problema, sujetar el volante para competir, pero todos los procedimientos (subir y bajar del coche, coger el casco... ) los hace siempre apoyándose en la mano izquierda. Así mismo, los controles del volante se han movido a la izquierda tanto como ha sido posible.

El periodistas Tobias Grüner, de Auto Motor und Sport, lo mostró a través de Twitter el pasado fin de semana. En los primeros grandes premios de la temporada, Kubica contó con un volante similar al del resto de pilotos, con los botones repartidos en las dos partes del volante. Sin embargo, en Monza era diferente.

 

 

Al parecer, Kubica habría pedido que esta modificación en el volante se hiciera al inicio de la temporada, pero Williams no habría podido hacerlo a tiempo. El cambio se ha retrasado bastante más, pero en Italia Kubica ya contaba con la adaptación que había pedido hace meses.

Un futuro en la F1 complicado

El futuro de Kubica en la Fórmula 1 está en entredicho. Sus resultados, en realidad, no importan demasiado, ya que con este coche no puede llegar mucho más lejos, pero sí que importa el dinero que pueda llevar al equipo. El polaco contó con muchas dificultades para reunir el presupuesto que le pedía el equipo de Grove para correr, pero finalmente lo hizo gracias a empresas de su país. De cara a 2020, parece que habrá otro piloto capaz de llevar más dinero a las arcas de Williams.

Éste sería Nicholas Latifi, actual segundo clasificado de la Fórmula 2. El piloto canadiense es hijo de un empresario millonario, que recientemente compró una importante cantidad de acciones de McLaren, y una vez logre la superlicencia (lo hará este año si acaba entre los primeros de la F2), es muy probable que dé el salto a la F1 con Williams.

Nicholas Latifi

Esto, sin embargo, no debería quitar ningún mérito a Kubica, un piloto que ha sido capaz de demostrar que puede pilotar un coche de Fórmula 1 con limitaciones físicas y también que ha podido regresar a un campeonato tan exigente como este 7 años después de su última carrera.

Imagen: Motorsport Images

Y además