Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas leyendas: los motivos por los que triunfó el Ford Sierra Cosworth

ford sierra cosworth

Estos son los motivos por los que triunfó el Ford Sierra Cosworth, uno de los coches clásicos más importantes en la historia del fabricante americano.

Todos los fabricantes tienen en su historial al menos un modelo icónico que los haga populares entre los fanáticos de los clásicos. En el caso de Ford, son varios los vehículos que podemos incluir en esta lista, y uno de los más reconocidos por proximidad temporal y concepto es sin duda el Ford Sierra Cosworth. Hoy te traigo los motivos por los que triunfó este modelo.

Ford presentó el Sierra en 1982 como sucesor del Taunus y el Cortina. Esta berlina de tres y cinco puertas (también disponible en versión familiar) pronto se convirtió en todo un éxito entre el público. Esto, entre otros muchos motivos, llevaron a la compañía a interesarse por el Grupo A de Rallys, desarrollando una versión de competición específica para participar en esta categoría.

Los motivos por los que triunfó el Ford Sierra Cosworth

ford sierra cosworth

Uno de los motivos que llevaron al triunfo al Ford Sierra Cosworth fue su mecánica. En 1985, Ford presenta la versión Sierra RS Cosworth. El nuevo apellido tenía su origen en el motor desarrollado por la empresa fundada por Mike Costin y Keith Duckworth, que llevaba tiempo trabajando con Ford y fueron los encargados del desarrollo del propulsor.

Este bloque en cuestión, denominado YAA, ofrecía 1.993 centímetros cúbicos, 16 válvulas, doble árbol de levas, pistones forjados, válvulas de escape refrigeradas, inyección electrónica Weber Marelli y un turbocompresor Garrett T3. El resultado eran 204 CV de potencia a 6.000 rpm y 276 Nm de par máximo desde tan solo 2.300 rpm.

Otro de los motivos de su triunfo fueron las prestaciones. En 1985, el Sierra Cosworth se mete de lleno en ese selecto grupo de berlinas deportivas capaces de superar los 240 km/h (242 km/h) de velocidad máxima, con un 0 a 100 km/h que completaba en apenas 6,5 segundos. Además, el Sierra era de tracción trasera y equipaba un cambio manual de cinco velocidades.

En 1987, la compañía americana presenta el lavado de cara del Sierra. El modelo introducía algunos cambios notables, aunque el Sierra Cosworth se mantiene sin alteraciones a nivel mecánico. Al menos hasta que en 1991 se lanza una versión con tracción a las cuatro ruedas.

El Sierra Coswort 4x4 llega acompañado de una mejora de prestaciones a nivel mecánico. El propulsor Cosworth turbo aumenta su potencia hasta los 220 CV y el par incrementa situándose en los 285 Nm. Con todo, las prestaciones se vieron seriamente afectadas, siendo ahora su velocidad máxima de 240 km/h y el 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

En competición también hubo una serie de razones por las que el Sierra Coswort se convirtió en leyenda. Su única victoria en el Campeonato del Mundo de Rally llegó en el Córcega en 1988, con Didier Auriol y Bernard Occelli a los mandos. También disfrutó de algunas victorias en campeonatos nacionales, con figuras de la talla de Carlos Sainz.

En definitiva, el Ford Sierra Cosworth se ha convertido en una leyenda por motivos propios. La versión limitada RS500 ayuda a darle exclusividad al modelo. Sus prestaciones son su carta de presentación y sus impresionantes características dinámicas lo hacen aún más relevante en la historia de Ford.

Y además