Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: Peugeot 205 Turbo 16

Peugeot 205 Turbo 16
APARATO.

Un auténtico mito, eso es el Peugeot 205 Turbo 16. Y lo es no solo por haber cautivado en los años ochenta a todo el que se pusiera al volante, o simplemente al que lo viera pasar. El Turbo 16 marcó un antes y un después en la marca pues, además de conseguir varias victorias en competición, la compañía lanzó una serie de unidades homologadas para calle que hoy en día valen una auténtica fortuna.

No te pierdas: 'Prueba: Peugeot 205 T16. Es francés. Es un monstruo'

Grupo B, aquellos maravillosos  y peligrosos años

La marca francesa construyó el Peugeot 205 Turbo 16 para el Campeonato Mundial de Rally. Fue homologado para competir en el Grupo B, aquella competición que concentraba a auténticas “bombas” que solo valientes y auténticos virtuosos del volante podían conducir. Fue desarrollado en 1982, entrando en competición en 1984.

Hasta 1986, el Peugeot 205 Turbo 16 se alzó con dieciséis victorias, dos títulos de marcas y dos de pilotos entre 1985 y 1986 con Timo Salonen y Juha Kankkunen. La marca conquistó varias pruebas pero dada la prohibición de los Grupo B, el modelo fue destinado a otras competiciones. Entre ellas estuvo el Dakar, el cual ganó en dos ediciones, la de 1987 y 1988. Y es que, no nos extraña que para la prensa y aficionados fuera considerado como el producto más completo de todos los Grupo B.

Peugeot 205 Turbo 16

Pikes Peak

La subida a Pikes Peak es de las competiciones más extremas que existen. Se trata de una carrera de montaña que tiene lugar en Pikes Peak, en el estado de Colorado. En la misma Pikes Peak International Hill Climb también se le vio competir con algunas modificaciones, regalando imágenes que se han quedado guardadas para el recuerdo.

Construcción

El modelo contaba con un chasis tubular y una configuración de motor central. Esta mecánica se alzaba con más de 500 caballos de potencia, contando con modificaciones de aerodinámica y de carrocería para albergar la el motor. Su gran alerón trasero le delataba además de su sonido y su espectacular kit de carrocería. Un coche que además contaba con tracción total.

Peugeot 205 Turbo 16

Homologado para calle

Peugeot construyó una serie de 200 unidades para calle para la homologación del coche en competición. Este hecho nos regaló 200 unidades de auténtico poderío mecánico, un “pequeño cohete” con motor 1.8 litros de 200 caballos de potencia. Con este corazón el 205 Turbo 16 podía firmar un 0 a 100 km/h en 6,0 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 210 km/h. Su precio era de poco más de 1.200 kg., contando con una caja de cambios de cinco velocidades.

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan