Skip to main content

Noticia

VÍDEO: ¡Qué virguería! Así es el cuadro de instrumentos del Koenigsegg Jesko

Así es la vista del conductor sentado en un Koenigsegg Jesko

Del Koenigsegg Jesko ya conocíamos sus prestaciones, su espectacular diseño y que era uno de los deportivos más rápidos del mundo, pero ahora en este vídeo descubrimos como es su cuadro de instrumentos, ¡una virguería! 

No te pierdas: VÍDEO: ¡Duele verlo! Estas son las perrerías que hace Koenigsegg a sus modelos...

Decimos que es uno de los coches más veloces del planeta, porque su objetivo es llegar a alcanzar la barrera de los 500 km/h de velocidad máxima. Sí, lo que estás escuchando. Son cifras que cuesta tan sólo imaginar. Pero claro, si el hypercar de Koenigsegg tiene semejante rendimiento, el puesto de mando del piloto tiene que estar preparado para los mayores retos, y su cuadro de instrumentos, sin duda, lo está. 

VÍDEO: Cara a cara, Bugatti La Voiture Noire vs Koenigsegg Jesko, ¿cuál es más bestia?

A los mandos del Koenigsegg Jesko 

Para poder plantearse llegar a los 500 km/h, el Koenigsegg Jesko cuenta con un motor de altas prestaciones. Nada menos que un bloque V8 de 5,0 litros que desarrolla 1.280 CV de potencia y 1.500 Nm de par máximo. Asociado a una caja automática Light Speed Transmission de 9 relaciones. 

Te interesa: VÍDEO: Aston Martin DBS Superleggera 2018, ¡en movimiento!

Pero espera, porque si utilizamos biocombustible E85, en vez de una gasolina convencional, el coche alcanza los 1.600 CV de potencia. No sabemos en cuánto marca el 0 a 100 km/h… pero con este caballaje, será en apenas 2 segundos o incluso menos. Una barbaridad. 

Pues bien, si algún día tienes la suerte de montarte en el asiento del conductor de esta máquina, esto es lo que te vas a encontrar. Un volante de pequeñas dimensiones de piel alcántara y fibra de carbono, con un cuadro de instrumentos alojado en el mismo. 

No te pierdas: VÍDEO: Bugatti La Voiture Noire, un one off de 16,7 millones

¿Has visto la virguería ya? Si, la pantalla que incorpora el volante se mantiene en vertical respecto a la vista de conductor, a pesar de girar el volante hacia un lado o el otro. De esa forma, cuando estés en un circuito, tomando una curva cerrada podrás seguir viendo la información con facilidad. Son algunos de los detalles que tiene un superdeportivo de 3,5 millones de euros por unidad. 

Y además