Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

VÍDEO: Lo que tiene este Volvo 740 bajo el capó es pura dinamita

¿Ganará un Volvo de los noventa a un Nissan GT-R?

¿Habías visto alguna un Volvo tan bestia? En este vídeo vas a ver a un Volvo 740 ganando en una carrera de aceleración a un Nissan GT-R por paliza. ¡Ver para creer! 

No te pierdas: VÍDEO: hacer drift mola, pero con un clásico familiar mola 1.000 veces más

Los modelos de los años noventa de Volvo eran famosos por su fiabilidad y su robustez. Se decía que podían con “cualquier obstáculo”. Pero no se caracterizaban por ser los coches más rápidos sobre el asfalto precisamente… Por eso sorprende todavía más que este un Volvo 740 destroce a un Nissan GT-R en aceleración. Brutal. 

VÍDEO: Anuncios para el recuerdo, Volvo 240 Turbo de 1984

El Volvo 740 más potente 

El Volvo 740 nació en 1982 para ser la variante más accesible del Volvo 760. Cómo bien indica su nombre, la diferencia estaba en el ‘4’ que hacía referencia a los cuatro cilindros de su motor. Utilizaba la misma carrocería y la misma suspensión que su hermano mayor, pero su equipamiento de serie era menos completo. 

Mira esto: VÍDEO: El Volkswagen 39, la historia de un escarabajo con alma de Porsche

En el 1988 el 740 recibió una serie de mejoras, después de su gran aceptación en el mercado, y se ofrecía con dos opciones mecánicas. Por un lado, una versión de 155 CV de potencia y por otro, una variante de 2,0 litros que desarrollaba 200 CV. Ambas con un bloque de 4 cilindros. 

Cómo broche final a si producción, lanzaron al mercado unas ediciones especiales, llamadas Master y Master II, que incluían un equipamiento de serie más completo y un motor de 2,3 litros atmosférico. 

No te pierdas: VÍDEO: Así es el Skoda 1100 OHC, el clásico de las carreras checo

Lo que no sabemos, es que lleva este Volvo que vemos en el vídeo, pero es dinamita. Parece que vuela cada vez que pisa el acelerador. Se enfrenta en una carrera de aceleración a un Nissan GT-R y lo vence de forma aplastante. Hay que recordar que el deportivo japonés rinde 570 CV de potencia gracias a su motor V6 de 3,8 litros, gestionados a través de un cambio automático de doble embrague y un sistema de tracción total. 

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan