Skip to main content

Noticia

Competición

VÍDEO: La preparación del asiento de Alonso para Indianápolis

Fernando Alonso ya se encuentra preparando el reto de las 500 Millas de Indianápolis 2019.

Fernando Alonso visitó hace unas semanas Woking, la sede del equipo McLaren de Fórmula 1 y ahora también del de Indycar. Aunque en aquel momento no lo sabíamos,  y se rumoreó que podría estar preparándose para rodar con el F1 en pretemporada, ahora hemos conocido que Alonso estuvo allí para hacerse el asiento en el coche con el que correrá las 500 Millas de Indianápolis 2019.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Alonso se divierte con el Toyota GR Supra

La preparación de Fernando Alonso para las 500 Millas de Indianápolis va por buen camino. El piloto español está en constante contacto con McLaren, equipo con el que competirá en su segunda participación en esta mítica carrera, y se encuentra totalmente centrado en el que considera que es su gran reto del año.

Si Alonso consiguiera la victoria en Indianápolis, se convertiría en el segundo piloto que se alza con el triunfo en las tres grandes carreras del automovilismo: Le Mans, Mónaco e Indianápolis. Solo Graham Hill lo ha conseguido y pocos nombres han tratado de igualarle. Alonso va a por todas y no hay razón para ser pesimista: contará con un buen coche, un buen equipo y un buen motor.

Hace unas semanas el bicampeón mundial de F1 estuvo haciéndose el asiento con el que competirá en esta histórica carrera en el óvalo de Indianápolis, superando velocidades de 370 km/h. Estar cómodo es crucial y por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de fabricar esta pieza. El confort es prioritario en los óvalos para luchar contra la fatiga y no cometer errores.

¿Cómo y dónde ver las 500 Millas de Indianápolis 2019?

Asiento de Alonso en McLaren de Indy 500

500 Millas de Indianápolis: Más de 800 vueltas a 370 km/h

El asiento en la Indycar es muy diferente al de la F1, principalmente porque en la F1 todos los equipos fabrican su propio chasis de forma independiente y el asiento “nace” en un mismo conjunto. En la Indy hay un único constructor de chasis y luego cada equipo se encarga de adaptarlo a su piloto. El habitáculo es más grande y en él puede entrar casi cualquier piloto y sentirse cómodo.

En la F1 el asiento está construido de fibra de carbono casi en su totalidad, mientras que en Indy es espuma principalmente, que se adapta al cuerpo del piloto.

Alonso se hace el asiento para la Indy

Puesto que todos los giros en Indianápolis serán a la izquierda – se completarán más de 800 a 370 km/h -, es clave que la espuma rellene el lado derecho y, en especial, la zona de la cabeza. El proceso, más allá de esto, es parecido al de F1 y también un tanto más artesanal, con el uso de menos tecnología como escáneres digitales que se usan allí.

Hay que ajustarse a las preferencias del piloto para que éste se sienta cómodo, ya que es quien al fin y al cabo va a sufrir el estado y situación del asiento durante las importantes sesiones de entrenamientos, clasificación y carrera. 

Prueba: McLaren 600LT Spider. En el vórtice del huracán

Imagen: McLaren
 

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante