Skip to main content

Noticia

Vídeo: un motor de 1.236 caballos explota en el banco de pruebas

Motor
Hacer que un motor explote es complicado, pero no imposible. Y si no que se lo pregunten al que decidió sacar el máximo del motor de 1.236 CV que equipaba el Ford protagonista de hoy. Al menos luchaba por imponerse en un concurso...

Los test en bancos de pruebas tienen su riesgo. Cada motor es puesto al límite de sus posibilidades precisamente para detectar posibles fallos. Y si además nos referimos a vehículos tuneados hasta el límite de lo imaginable, más todavía. Por si no te lo crees, vamos a compartir contigo el siguiente vídeo que hemos localizado por la red. Es, cuanto menos, ardiente...

Impresionante, ¿verdad? Pero tranquilos. Se trata de un caso de lo más extremo que no es habitual que se produzca. Las imágenes han sido grabadas en la localidad de Fredericksburg, Ohio. Allí se celebraba un concurso de lo más curioso, que consistía precisamente en apretar los motores participantes hasta el máximo a ver hasta dónde llegaban. Y el del Ford protagonista no aguantó más.

No te pierdas: El Aventador que casi incendia un banco de pruebas

La potencia y las condiciones en las que se encontraba el motor también influyeron en que los acontecimientos acabasen de semejante manera. Éste había sido preparado hasta extraer una potencia de 1.236 CV y un par máximo sideral, de 2.982 Nm. Si a esto le unimos que el propulsor tenía una vida de 463.000 kilómetros, el drama podía anticiparse.

Por suerte nadie estaba cerca del vehículo cuando su motor explotó, porque de lo contrario el concurso podría haber acabado en tragedia. Seguro que a partir de ahora vemos de manera diferente los bancos de prueba y su función. Pero sobre todo el peligro que encierran dentro de sí.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además