Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Hurtan Grand Albaycín, Prueba a fondo del 'Morgan' español

¿Te suena Juan Hurtado? Es una de esas personas que deciden dar el paso y arriesgarse únicamente llevados por la fuerza de lo que les apasiona. Y así, sin prisa, pero con las ideas claras, es cómo crea la marca Hurtan, una firma de coches, española, con sede en Granada, pequeña, poco conocida, pero muy orgullosa de sí misma.



Hoy vamos a probar el último de sus modelos: el Hurtan Gran Albaycin, que tiene todos los ingredientes para ser muy especial: es un roadster biplaza, con capota de lona y presenta una estética retro que atrae las miradas con una facilidad pasmosa. No pasa desapercibido. Es imposible. 

Así se fabrica el Hurtan Grand Albaycín, el 'Morgan español'

Lo bueno es que se puede decir que no hay dos coches que sean iguales. Cada cliente elige lo que quiere, en cuanto a colores, materiales, acabados. Todo es casi realizable por esta marca cuyo primer coche fue un Hurtan T2, que no era otra cosa que un Renault 4 TL con una carrocería totalmente diferente. Y es que Hurtan es eso: no fabrica sus modelos desde cero, sino que basa sus creaciones en modelos ya existentes a los que transforma de una manera muy especial y a mano.

Llegados a este punto es importante que sepas que Hurtan y Mazda llegaron a un acuerdo hace ya tiempo y de esa firma nació este Grand Albaycín. Sí, efectivamente, bajo esta carrocería realizada en su mayor parte de materiales ligeros, se esconde un Mazda MX-5.


No es mala idea, porque el acuerdo impone que nuestros amigos de Hurtan no pueden modificar nada, absolutamente nada del tren de rodaje. Es decir, es un MX-5 en toda regla, con sus suspensiones específicas, motores, cajas de cambio, etc... ¿Qué se garantizan con eso? Un comportamiento puro y divertido al volante como solo la marca japonesa ha sabido imprimir en su biplaza.

Acabados a mano y filosofía muy exclusiva

Eso sí, la terminación y los acabados corren a cuenta de Hurtan, pero es lo que vamos a ver primero. Nuestra unidad del Hurtan Grand Albaycín corresponde al acabado Heritage, por lo que tiene un sabor un poco más clásico. Hay un acabado Bespoke que es más deportivo, pero este guarda, en todo lo posible, ese gusto de Hurtan por lo clásico de siempre. Hay mucho cromado, como en los faros, en la parrilla, en toda esta zona baja del frontal...

Hurtan Grand Albaycín
LIGV


La capota es de lona, aunque también puedes pedir un en versión Targa, exactamente igual que en el MX-5.

Por dentro, la magia de Hurtan la encuentras en todos los guarnecidos de las puertas, la tapicería exclusiva... Y aquí es donde te topas con ese gusto por del detalle y por esa obsesión por darle al cliente lo que el quiera. En este caso contamos con una piel que no es 100% piel, es lo que en la marca denominan ECO piel.

Hurtan Grand Albaycín, el nuevo 'clásico' de la marca española basado en la tecnología de Mazda

Es, por así decirlo, más sufrida, aguanta mejor el paso del tiempo y veis las costuras en color verde, en el mismo color que la carrocería. También con toda la parte alta del salpicadero, que está pintada en color verde. Todo esto está hecho mano, y como he dicho al principio, tardan dos meses en terminarlo.

Técnicamente este interior es calcado al de cualquier MX-5, lo que no es una mala noticia en el fondo, porque sabes que nada de lo que hay aquí te va a fallar. Que le falta un poco ese rollo retro que sí vemos en el exterior, estoy de acuerdo.

Interior del Hurtan Grand Albaycín
LIGV



Bueno si lo que quieres es saber cómo se las gasta este Hurtan Grand Albaycín no lo dudes y dale al play. Como las tripas son de un MX-5 moderno, no va a suponer ningún problema subir a la parte alta del cuantavueltas, hacer apoyos fuertes, reducciones y maltratar la caja de cambios con movimientos rápidos y secos...

¿Precio? La gama parte de los 59.000 euros impuestos no incluidos. ¿Es caro? Pues al final todo depende. Si lo comaprás con un MX-5, obvio, pero este Gran Albaycin hay que verlo desde el prisma de saber que estas llevando un coche único, con la impronta y la historia que lleva sobre sus espaldas, de un visionario almeriense, que en 1992 decidió cumplir su sueño y hacer coches así y eso para muchos no tiene precio.

Etiquetas:

Vídeo

Y además