Skip to main content

Noticia

Motor

En vídeo: denuncian el mal estado de la carretera como culpable del accidente del tren Alvia

Accidente tren

Unión Internacional Defensa de Motoristas (IMU) se ha desplazado hasta el lugar del siniestro y tras comprobar las protecciones de la vía ha publicado un vídeo en el denuncia el mal estado de la carretera como posible culpable de la caída del coche que provocó el descarrilamiento del tren Alvia.

La tarde del martes, un tren Alvia que cubría la ruta Ferrol-Madrid descarrilaba instantes después de que un todoterreno cayera a la vía desde un paso elevado. Dos personas fallecían como consecuencia del siniestro, el maquinista del tren y el conductor del vehículo. El compañero del maquinista tenía que ser trasladado con heridas de gravedad a un centro hospitalario. De los 158 viajeros del tren tan solo seis resultaron heridos de carácter leve y fueron evacuados y recolocados en autobuses hacia sus puntos de destino.

El Gobierno de Castilla y León dejó claro desde el primer momento que el tren cumplía todas las medidas de seguridad establecidas por la COVID-19 para el transporte público: solo el 50% del aforo y respetando las distancias de seguridad. Mientras, la Guardia Civil ha iniciado una investigación para suceder qué le pudo suceder al conductor, un hombre de 89 años, para perder el control de seu vehículo y terminar sobre las vías del tren.

Las barreras de protección de la carretera presentan importantes defectos

Juan Carlos Toribio, presidente de IMU se ha desplazado al lugar de los hechos para analizar lo ocurrido.

Toribio es ex-guardia civil de Tráfico y acumula muchos años de experiencia de vigilancia en las carreteras como agente, primero, y como experto en seguridad vial, después. Por su dilatada carrera en defensa de los motoristas ha constatado importantes deficiencias en los protectores laterales de la vía que, a su juicio, han podido ser determinantes en el accidente.

El presidente de IMU no puede determinar por qué el conductor perdió el control de su vehículo, pero sí que los guardarraíles no estaban en condiciones de cumplir su misión: soportar el impacto y frenar la caída del vehículo.

Toribio ha comprobado que en el punto por el que cayó el vehículo hay sujecciones mal colocadas y, lo que es peor, tornillos que no están donde deberían lo que impide que el sistema tenga la fuerza necesaria para evitar la caída.

El presidente de IMU nos adelanta que están valorando la posibilidad de denunciar la situación ante la Fiscalía de Seguridad Vial. También analizan denunciar a la DGT ya que "en 2016 pedimos que se revisaran todos los puentes porque habíamos descubierta ilegalidades y, desde entonces, no han hecho nada", afirma Juan Carlos.

Y además