Skip to main content

Noticia

VÍDEO: Cadena de accidentes en la ciudad, ¡cuidado con los tranvías!

Si te despistas en la ciudad...

En este vídeo te mostramos una cadena de accidentes en la ciudad, entre tranvías y coches. ¡Los espejos están para algo! Menudo destrozo... La movilidad en las ciudades tiene sus complejidades, por eso, no te puedes despistar ni un momento. Muchos coches, taxis, motos, bicicletas… Son muchos elementos para, en muchas ocasiones, espacios no tan amplios. Se forman atascos y la circulación se vuelve lenta y peligrosa. Y, si, además, le metes tranvías, pues pueden pasar cosas como estas, una cadena de accidentes en la ciudad. 

Alucina: VÍDEO: Parecía una carretera tranquila, pero ¡vaya accidente el de este camión!

VÍDEO: Aquí tenéis al tonto del día, vaya desastre

Los peligros de los tranvías

En este vídeo vais a descubrir cuáles son los peligros de no respetar las señales de tráfico en la urbe. Nos indican cuando debemos pasar y cuando no, o nos advierten de los posibles peligros en la carretera. Y, estos conductores no deben hacer mucho caso. ¡Menudo desastre! 

No te pierdas: VÍDEO: Conduce un Tesla y se le acaba la paciencia en un atasco... ¡destrozo monumental!

Es una cadena de accidentes en las que los coches se van cruzando en el camino de distintos tranvías, y todos con el mismo resultado. Una recopilación de choques entre distintos coches y tranvías. Un poco más de cuidado, porque algunos son tan absurdos como evitables. 

Una mezcla de coches mal situados o que giran cuando no deben, sin mirar los retrovisores y unas conductoras que no puede evitar el choque. Imaginad lo que ocurre si un tranvía a 30 km/h choca con un coche… piñata asegurada. 

Mira esto: VÍDEO: ¡Ver para creer! Cómo destrozar tu coche al salir de tu garaje

Estamos todo el día recibiendo información sobre la circulación en la ciudad. Reducir la velocidad (no sé hasta dónde), colaborar en el tráfico, evitar los acelerones innecesarios… o las restricciones que existen y la propaganda de la movilidad eléctrica. Pero, quizás, aparte de todo eso, también deberíamos conducir con más ojos al volante. 

Y además