Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

A la venta la colección de coches del vicepresidente corrupto

supercoches del Vicepresidente de Guinea Ecuatorial

¿Humilde? Va a ser que no.

Es más que posible que acumular delitos te lleve a disponer de una gran fortuna, como a la familia encargada de gobernar Guinea Ecuatorial. Sin embargo, la ley acaba pillándote seguro, y lo que antes era una colección de deportivos del hijo del dictador de Guinea Ecuatorial que suponía la envidia de medio mundo, ahora es carne de subasta. Unos coches que serían el sueño de cualquiera y que han acabado siendo confiscados por las autoridades. Ojo a la colección de coches de Teodoro Nguema Obiang.

La colección del vicepresidente corrupto, envidia de casi todos

La encargada de llevar a cabo esta subasta de coches deportivos es Bonhams, una casa especialista en este tipo de actos. La impresionante colección está compuesta por coches como un Lamborghini Veneno Roadster, un Koenigsegg One:1, un McLaren P1, un Ferrari LaFerrari, un Aston Martin One-77 o un Bugatti Veyron. Algo que se parece bastante a lo que tendríamos nosotros en caso de disponer del dinero necesario para ello.

De todas formas, el más extraño y valioso de todos es el Lamborghini Veneno descapotable, un coche del que tan solo se han llegado a fabricar nueve unidades. Además, su cuentakilómetros refleja tan solo unos 325 km recorridos, una cifra de risa. De hecho, se estima que sea vendido por entre 4,5 y 5 millones de euros. El siguiente en liza es el Ferrari, que está valorado en una cifra que oscila entre 2,3 y 2,5 millones de euros.

supercoches del Vicepresidente de Guinea Ecuatorial

No es que los demás no valgan un pastón, pero estos son los más caros. El Koenigsegg debería venderse por algo más de millón y medio de euros, por los entre 1,3 y 1,6 millones de euros del McLaren. Por su parte, el Aston Martin debería rondar también estas cifras, y es que tan solo se construyeron 77 ejemplares. Además, ninguno de ellos supera los 1.000 km, algo que agrega muchísimo valor a esta colección de superdeportivos del vicepresidente de Guinea Ecuatorial. El único que lo hace es el Bugatti, y se espera que encuentre un nuevo dueño por entre 600.000 y 800.000 euros.

No es la primera vez

De todas formas, no se trata de la primera ocasión en la que se le confisca a esta familia una colección de coches de este calibre. Tanto es así que, en 2011, fueron incautados algunos superdeportivos más. En esta ocasión, los coches llevan parados desde 2016 y se los han quitado por malversación de fondos estatales. La subasta tendrá lugar el próximo 29 de septiembre y todos los beneficios irán destinados a ayudas sociales para Guinea Ecuatorial. No hay mal que por bien no venga.

Y además