Skip to main content

Noticia

Vanderhall Venice Speedster: para ti solo

Vanderhall Venice Speedster

Roadster y con tres ruedas.

Pocos coches de calle hay que sean monoplazas. Pocos ejemplos encontraremos (Ariel Atom y poco más), ya que se da por hecho que la experiencia de conducción es para compartirla. Pues no, hay gente que piensa que no y, aunque la posibilidad de decirle a los demás que no se suban a tu coche siempre está ahí, es mejor que el coche en cuestión solo tenga un asiento y as te evitas tener que dar escusas. Si estás de acuerdo con ello y crees que de vez en cuando está bien esparcirse asolas con el coche, el Vanderhall Venice Speedster te va a encantar.

VÍDEO: Conduce una moto de tres ruedas con el carnet B

No es la primera vez que oímos hablar de Vanderhall, que se ha hecho un nombre por su peculiar propuesta de coches de tres ruedas (dos en el eje delantero y una en el trasero) para crear modelos descapotables con un aspecto de lo más llamativo.

Vanderhall Edison2, el rival más duro del Morgan EV3

El Vanderhall Venice Speedster es una versión creada a partir de uno de sus modelos previos, el Venice. El cambio más importante es la sustracción del asiento del acompañante, con el consiguiente carrozado de la zona. Para el piloto, su plaza cuenta con calefacción, el habitáculo está tapizado en cuero ‘Saxony Brown’, el volante es de madera, presenta un cuadro de instrumentos minimalista y un equipo de sonido de 400 vatios con conectividad Bluetooth.

En el exterior las principales diferencias, carenado a un lado, son el parabrisas recortado, el diseño de las llantas de 18 pulgadas, el color ‘Silver Vintage Metallic’ y la joroba tras el asiento de mayor tamaño.

Bajo el capó monta un bloque 1.4 de cuatro cilindros que desarrolla 180 CV de potencia y se asocia a una caja de cambios automática de seis velocidades de origen General Motors.

Su precio es de 26.950 dólares (23.263 euros al cambio), por lo que el Vanderhall Venice Speedster es ligeramente más barato que el biplaza, concretamente 3.000 dólares (2.589 euros).

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas