Noticia

Un motor diésel para el Nissan Murano

Redacción Auto Bild

16/07/2010 - 11:57

Lo tiene todo para triunfar: un aspecto refinado, detalles atractivos, un buen comportamiento... y, ahora, el Murano adopta un motor diésel que servirá para aumentar sus ventas; no en vano, la marca calcula que el 80% de las matriculaciones serán para la mecánica de gasóleo.

Hasta ahora, el Nissan Murano sólo estaba disponible con un motor de gasolina. Sin embargo, necesitaba seducir a nuevos clientes; la solución ha llegado en forma de mecánica diésel, la primera en la historia del modelo, que empezará a entregarse a partir de septiembre.

Era un paso necesario para competir en igualdad de condiciones contra sus rivales en el segmento: este año se prevén 210.000 matriculaciones en Europa y de ellas, el 90% corresponderán a propulsores de gasóleo. Así, el del Murano ha sido puesto a punto para el mercado del Viejo Continente.

Los ingenieros de Nissan han revisado totalmente el motor 2.5 con inyección por common-rail y cuatro cilindros. Se ha adoptado un turbocompresor con control eléctrico (en lugar de hidráulico): entrega más potencia -pasa de 171 a 190 CV-, el par sube hasta los 450 Nm y se rebajan las emisiones (cumple la normativa Euro5, con 210 g/km) y el consumo, con un gasto medio de 8 l/100 km. Este apartado se ve favorecido, además, por el sistema de regeneración durante las frenadas: produce energía eléctrica que se almacena en la batería. Así se reduce el trabajo del alternador y, por lo tanto, la carga del propulsor, que emplea menos carburante.

También influyen positivamente los retoques aerodinámicos que ha sufrido el modelo. Esta mecánica necesita una mayor refrigeración, lo que trae consigo un nuevo diseño en el frontal: la parrilla se simplifica y tiene un acabado mate, con una rejilla de nido de abeja. En la parte inferior, una segunda parrilla más prominente distingue las versiones diésel, perfectamente identificables, además, gracias a un spoiler. Los faros antiniebla se van hacia los extremos.

Para que el nivel de refinamiento ofrecido por el Murano no disminuya por el traqueteo o la sonoridad inherente a los vehículos que emplean gasóleo, se ha añadido un quinto soporte de motor que rebaja el ruido, las vibraciones y las asperezas.

El comportamiento viene marcado por el sistema de tracción integral ALL MODE 4x4-i, que distribuye el par en función de las necesidades de cada momento. En condiciones normales, la mayor parte de la fuerza va al eje delantero, pero pasará al trasero hasta el 50% en caso de necesidad. El conductor puede bloquear el diferencial mediante un botón situado en la consola central.

El equipamiento del Murano incluye, según los acabados, llantas de aleación de 18 o 20 pulgadas y el sistema Nissan Connect Premium, que combina un navegador con disco duro, el reproductor de DVD, conexión USB, un music box para almacenar canciones y Bluetooth, todo ello gestionado mediante una pantalla táctil. Los cristales traseros tintados, los faros bi-xenón, el control de crucero y los asientos posteriores de plegado eléctrico también están en la dotación. Todo ello, desde 42.650 euros, hasta 51.550.

¿Qué opinas de estos cambios? ¿Ayudará el motor diésel a aumentar las ventas del Murano?

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre Nissan

Nissan

Buscador de coches