Skip to main content

Noticia

F1

Lo último en la F1: “Dime tacos que no te escucho”

Alonso - Raikkonen - Vettel - Coulthard - podio - Abu dabi 2012
Los equipos de Fórmula 1 podrían estar usando a drede palabras mal sonantes para evitar que la FIA haga públicas sus comunicaciones por radio.


En la Fórmula 1 no hay otra forma de hacer las
cosas que no sea 'rizando el rizo'. Desde el diseño de los coches
hasta las coreografías de las paradas en boxes, pasando por
declaraciones programadas de los pilotos y jefes de equipo. Todo,
absolutamente todo, está controlado y estudiado en la F1 hasta sus
últimas consecuencias.

El último descubrimiento ha venido a raíz de lo ocurrido en el
pasado Gran Premio de Abu Dabi.
Räikkonen subió a lo más alto del
podio minutos después de haber mandado callar a su
ingeniero por la radio del coche. Una vez delante de las botellas
de champán, fue Vettel quien contestó en el  micrófono
de David Coulthard al ser preguntado por su
incidente con el Toro Rosso que: “Pensé: bueno, ahora el alerón
delantero está jodido”. El alemán se disculpó después tanto por
esto como por utilizar la palaba 'cagarla' durante la rueda de
prensa posterior.

A 'los jefes' de la F1 y la FIA no le gustan
estas salidas de tono, y menos en esas circunstancias, con millones
de 'espectantes espectadores' atentos por ver lo que dicen los tres
mejores pilotos del día enfundados en sus monos llenos de pegatinas
de patrocinadores.

El propio David Coulthad salió al quite al día siguiente
'disculpando' a Vettel por haber provocado “una
situación embarazosa porque sale en directo en toda la cobertura
televisiva. Supongo que en realidad (lo pilotos) no disfrutan
demasiado haciendo estas entrevistas en el podio”.

Sin embargo, la cosa no ha quedado en una simple y malsonante
anécdota. Según el periodista del diario británico The Guardian,
Richard Williams, los pilotos y los equipos utilizan tacos
intencionadamente durante sus comunicaciones por radio para evitar
que la FIA las emita en antena. 

La técnica es la siguiente, cuando los pilotos o los ingenieros
quieren hablar de un tema delicado o secreto a través de la radio
del equipo utilizan tacos y palabras malsonantes para obligar así a
la FIA a descartar esas partes de la conversación y que estas no
sean emitidas en TV pudiendo filtrar información privilegiada al
resto de equipos. La FIA, por su parte, tiene pinchadas las 24
radios de los pilotos en todo momento y es su equipo de realización
quien elige los fragmentos que se emiten en antena. De ahí que
parece ser que se ha descubierto que los pilotos se pasan buena
parte de los Grandes Premios 'jurando en arameo'
con el objetivo de que nadie se entere realmente de lo que están
hablando.


Y además