Noticia

Estilo de vida

Flyback Chronograph, la última joya de Alpina

Antonio López

15/02/2016 - 14:22

Hace un año la marca suiza de relojes presentaba su primer reloj cronógrafo manufactura automático de desarrollo propio. Este año para la feria Baserlworld 2016, Alpina presenta el ‘Full Black’ Alpiner 4 Manufacture Flyback Chronograph.

No te pierdas: Rolex, una vida ligada al automovilismo 

Como novedad para la feria Baselworld 2016, Alpina presenta una novedad muy importante, el Full Black Alpiner 4 Manufacture Flyback Chronograph. Y este reloj es una gran novedad, y es que si hace un año en la misma feria, el fabricante de relojes suizo lanzaba su primer reloj cronógrafo manufactura automático de desarrollo propio después de 132 años de historia, un año más tarde presenta su nueva joya. 

El Full Black Alpiner 4 Manufacture Flyback Chronograph, también llamado AL-760 tiene una función ratrapante, conocida también como flyback que fue creada en los años 30 del siglo pasado para facilitar a los pilotos de avión el uso del reloj. Gracias a ella, al pulsar el botón una sola vez el cronómetro se pone en marcha desde cero. En este caso, el botón situado a las 4 horas y su mecanismo asociado inician tres acciones que se realizan rápidamente una tras otra: primero se desengrana el embrague; luego el cronógrafo se vuelve a poner a cero mediante un martillo monopieza, cuyas superficies inclinadas hacen girar los corazones de puesta a cero de forma que las agujas se vuelvan a colocar de forma vertical, y, finalmente, el embrague se engrana de nuevo al soltar el botón. Esta secuencia extremadamente compleja de movimientos se produce directamente desde el botón hasta la palanca de embrague. Este tipo de flyback instantáneo es otro de los detalles únicos integrados en la construcción del nuevo calibre AL-760.

Este reloj tiene una forma cuidadosamente diseñada, uniendo un cronógrafo y un reloj básico. El resultado del Full Black Alpiner 4 Manufacture Flyback Chronograph es una conexión fiable y, por encima de todo, una conexión que ahorra energía entre los dos mecanismos, ambos producidos internamente. 

Uno de los detalles que más llaman la atención del AL-760 es la aguja de la fecha, situada a las 6 horas, que es muy fácil de leer. De esta manera se evita tener que abrir un huevo antiestético a través del que hay que leer el disco de fecha que gira en la parte delantera del movimiento básico, como ocurre en los cronógrafos modulares de construcción convencional. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Buscador de coches