Noticia

Tremenda pelea…¡sobre cuatro ruedas!

Tremenda pelea…¡sobre cuatro ruedas!

Raúl Salinas

31/07/2016 - 12:14

Esta pelea sobre cuatro ruedas es más propia de cualquier videojuego que de la vida real. No es la primera vez que vemos una pelea en un circuito, pero generalmente esta ocurre una vez que los pilotos se han bajado del coche, no cuando siguen montados en él. El vídeo te va a dejar alucinado, aviso.

Antes de nada: ¡no hagas esto jamás, ni lo intentes! Esta pelea sobre cuatro ruedas es bastante increíble, y es que es muy raro ver una pelea de coches, como si estuvieran en una partida de GTAV, en la vida real. Más raro todavía es verlo en pena carrera, en plan kamikaze. En el vídeo que te dejo a continuación puedes ver esta pelea de coches que tuvo lugar en el Bowman Gray Stadium de Winston-Salem, en Carolina del Norte.

No te lo pierdas: así se destroza un coche en Rusia: ¡con chancletas!

Y es que amigo, en EEUU todo es posible. Si tu rival te da un toque con el coche, pues vas y lo revientas. Punto. Eso es lo que debía pensar John Holloman IV cuando, tras ir en primera posición en la carrera, el piloto que iba justo tras él, Robbie Brewer, le tocó en la parte trasera haciendo que diese un trompo y se fuese directo a la última posición.

Es difícil saber si el golpe fue intencionado o no, eso deberían juzgarlo los jueces, pero Holloman decidió tomarse la justicia por su mano y, tras la salida del Safety Car, decidió irse a por su rival. Primero le dio un golpe en la parte trasera parecido al que recibió él, al ver que no pudo desestabilizar su coche, decidió ir a lo bestia.

El posterior impacto hace que ambos coches se salgan del circuito y están a punto de llevarse por delante al Chevrolet Camaro que está actuando de Safety Car. En medio de la locura, Brewer decide que esto es intolerable y entra al trapo empotrando su coche contra el de su rival. Con el coche destrozado siguen su camino como si nada: la carrera se ha terminado para ellos y probablemente también la siguiente, ya que imagino que las autoridades pertinentes deberán actuar con un castigo ejemplar por esta reprochable actitud. ¡De locos!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches