Skip to main content

Noticia

Tranquilo, no todos los conductores de Uber son como este

Tranquilo, no todos los conductores de Uber son como este

Vaya por delante que no todos los conductores de Uber son como este, pero el cliente que contrató sus servicios seguro que tardará en volver a recurrir a esta o cualquier otra empresa de alquiler de coches con conductor después del susto y el tiempo que tardaron en sacarles del atolladero en el que se habían metido.

Que no cunda el pánico porque no todos los conductores de Uber son tan temerarios como este. Sacado del atolladero y pasado el susto de verse rodeado de agua, el piloto explicó que había calculado mal la subida de la marea y que pensaba que le daba tiempo de sobra de atravesar el puente cuando a mitad de recorrido se dió cuenta de que no era así y se vió obligado a parar. Lo que no contó fue lo que le dijo el viajero que llevaba en la parte trasera del coche y que tampoco debió pasarlo nada bien.

Las imágenes que muestran el difícil momento que vivieron este conductor británico de Uber y su pasajero fueron tomadas por un par de turistas que se encontraban haciendo fotos al castillo de Northumberland, en Holy Island. No utilizaban una cámara convencional, sino un dron equipado con cámara fotográfica que tomó las siguientes imágenes desde al aire:

En la secuencia se ve cómo un sedán blanco que resulta ser un coche de Uber circula medio sumergido por un puente; pero, a mitad del recorrido la marea sube más de lo que había calculado el conducutor y la calzada queda oculta bajo el agua.

El pasajero no aguanta mucho y decide salir por su propio pie.