Skip to main content

Noticia

Qué tiene que suceder para que tu coche sea arrastrado por una riada y qué hacer si esto sucede

coche riada inundacion
Con 40 cm de agua hay muchas posibilidades de que un coche sea arrastrado por la corriente

Las previsiones meteorológicas apuntan a que lo peor ya ha pasado, todavía hay alertas activas en España por riesgo de lluvias torrenciales, inundaciones y riadas. Para estas y otras futuras gotas frías, DANAS y otros fenómenos meteorológicos adversos, la DGT ha explicado qué tiene que suceder para que un coche sea arrastrado por el agua y qué hacer si esto sucede.

Tres cosas que debes saber si tu coche se ve afectado por la DANA

El último arranque meteorológico en España ha costado seis vidas. La mayoría personas que han sido sorprendidas por la fuerza del agua en el interior de sus vehículos. Cuando llueve con fuerza, la recomendación es utilizar el coche lo menos posible y nunca atravesar zonas inundadas. Pero si una vez en trayecto te encuentras un cauce habitualmente seco que la tormenta ha convertido en un torrente de agua, ¿sabrías qué hacer?

A través de su cuenta de Twitter, la Dirección General de Tráfico ha publicado un vídeo que muestra de qué depende que tu coche sea arrastrado por una riada y qué hacer si esto sucede.

 

De qué depende que tu coche sea arrastrado por una riada

Que tu coche sea arrastrado por una riada depende de varios factores:

  • la altura de los bajos del vehículo
  • la velocidad de la corriente
  • la profundidad del cauce
  • el peso del coche

No es que con esto tengas que hacer muchos cálculos. Los expertos de la DGT explican que con 40 cm de agua es suficiente para que muchos coches sean arrastrado, mientras que con 60 cm la mayoría no será capaz de soportar la fuerza del agua.

No te pierdas: Como conducir en invierno

Un problema añadida es que las lluvias torrenciales enturbian el cauce con lo que es muy difícil saber a qué distancia está el fondo. Esta infografia de la DGT lo explica con claridad:

Infografía riada

Qué hacer si tu coche se ve arrastrado por la riada

Vale, has calculado mal o te has arriesgado demasiado y tu coche queda a merced de la fuerza del agua. Esto es lo que debes hacer:

  • Lo más importante es salir del vehículo lo antes posible. ¿Cómo?
    • si el coche está parcialmente sumergido no podrás abrir la puerta hasta que la presión se iguale con el exterior. Mantén la calma, hasta que esto suceda, en la parte superior se forma una bolsa de aire que te permitirá respirar
    • puedes intentar salir por el parabrisas. Romper el cristal te será imposible, pero puedes intentar desencajarlo empujando con los pies
    • la tercera opción es salir por la ventanilla. Si no puedes bajarla debes romperla con un objeto punzante
  • Una vez fuera del vehículo tienes que nadar hacia la orilla más cercana (o un árbol al que te puedas agarrar), pero siempre a favor de la corriente

Cuidado con el viento

Ante fenómenos meteorológicos como la DANA, el riesgo no solo son las lluvias, también el viento. Por eso sumamos a los consejos de la DGT, estas 10 recomendaciones para conducir con viento fuerte:

  1. Extrema las precauciones y aminora la velocidad
  2. En ciudad, cuenta con que bolsas de plástico y otros objetos rodarán por la calzada (especialmente peligrosos son los contenedores de basura descontrolados)
  3. En carretera, ten cuidado con los posibles desprendimientos y pon especial atención al carril contrario para no invadirlo
  4. Evita circular detrás de turismos con remolques ligeros o pegado a camiones con carga
  5. Utiliza un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener más fácilmente la trayectoria de tu vehículo
  6. Sujeta con fuerza el volante y realiza movimientos que sean suaves y progresivos. En caso de necesidad, puedes reducir el empuje del viento realizando un ligero contravolante
  7. Circula por el centro de tu carril: si sufres un golpe de viento lateral, tan solo unos pocos centímetros pueden llegar a ser la diferencia existente entre la carretera y la cuneta
  8. Extrema la precaución al realizar un adelantamiento, sobre todo si el otro vehículo es de grandes dimensiones (camión, autobús, etc.), ya que el golpe de aire que se produce es mayor, lo que se conoce como "efecto pantalla"
  9. Ten mucho cuidado al salir de túneles y zonas muy protegidas, ya que la incidencia del viento una vez superados será mayor.
  10. Controla siempre la dirección en la que sopla el viento y su intensidad. Los árboles y la vegetación del borde de la calzada resultan de gran ayuda. Ten en cuenta que la influencia del viento sobre el coche no solo depende de su tamaño, sino también de factores como el centro de gravedad, la carga y su distribución en el habitáculo.

Y además