Skip to main content

Noticia

Los taxistas de Barcelona quieren 'fichar' a los conductores de Cabify y Uber en paro

Cabify Barcelona

Calculan que cerca de 1.000 chóferes se han quedado sin empleo

¿Solidaridad o sacar tajada de lo sucedido? La noticia de que los taxistas de Barcelona quieren fichar a los conductores de Uber y Cabify en paro está dando lugar a todo tipo de opiniones.

No te pierdas las novedades de 2019

El anuncio de que la Generalitat de Cataluña iba a aprobar un Real Decreto para regular el negocio de los coches de alquiler con conductor con medidas como un tiempo mínimo de precontratación, obligó a Uber y Cabify a dejar de prestar servicio en Cataluña. Como consecuencia de esta decisión, los conductores que prestaban servicio para ambas plataformas se quedaron automáticamente sin trabajo. Se calcula que superan los 1.000 trabajadores en paro.

Los taxistas de Barcelona han encontrado una solución: que se cambien de bando.

En conversaciones con las autoescuelas

"Al final son trabajadores como nosotros, y en el taxi hay trabajo de sobra", explica Alberto Álvarez, portavoz de Élite Taxi en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

Esto es lo que gana DE VERDAD un conductor de Cabify y/o Uber

Álvarez cuenta que después de que se supiera que Uber y Cabify dejaban de prestar servicio en Cataluña, fueron muchos los conductores de VTC que se agruparon para pedir a los taxistas que les ayudaran a pasar de un sector a otro.

Desde Élite Taxi aseguran estar en conversaciones con varias autoescuelas para ofrecer facilidades económicas a los chóferes que trabajaban para Uber y Cabify. Uno de los centros que ya ha hecho pública su oferta es la Autoescuela Solano.

Solano es centro de formación referencia entre los taxistas (también se dedica al alquiler de licencias y ofrece servicios de asesoramiento y gestoría). Según informa la web El Economista, esta autoescuela ofrece cursos de formación para taxistas por 450 euros pero a todos los conductores que acrediten haber sido despedidos como consecuencia de la nueva regulación de VTC en Cataluña les ofrece hacer un pago inicial de 100 euros y el resto "cuando puedan".

La Autoescuela Solano promete también una rebaja de 50 euros en el precio final y la garantía de que una vez finalizado el curso conseguirán trabajo como asalariados del taxi.

Y es que con la desaparición de Uber y Cabify, los taxistas catalanes esperan tener mucho más trabajo por lo que contratar a los despedidos de las plataformas les ayudará a cubrir la demanda.

Lecturas recomendadas