Skip to main content

Noticia

Todo lo que tardamos en reaccionar en un coche autónomo

Todo lo que tardamos en reaccionar en un coche autónomo
Aarón Pérez

Un estudio demuestra lo que tardamos en reaccionar en un coche autónomo y los resultados no son muy alentadores. Y es que algunos conductores tardaron 25 segundos en recuperar el control del coche autónomo en una situación de emergencia. Una tecnología que llega para facilitar las cosas y aumentar la seguridad podría hacer que nos confiáramos en exceso.

No te pierdas: 7 aspectos de la conducción autónoma que mejorarán tu vida

Un estudio demuestra lo que tardamos en reaccionar en un coche autónomo y los resultados no son muy alentadores. Y es que algunos conductores tardaron 25 segundos en recuperar el control del coche autónomo en una situación de emergencia. Una tecnología que llega para facilitar las cosas y aumentar la seguridad podría hacer que nos confiáramos en exceso.

Ya hay demasiadas preocupaciones en torno a la tecnología de los coches autónomos. Algunas personas temen en confiar nuestras vidas a los coches equipados con esta tecnología, asegurando que causarán accidentes en lugar de prevenirlos. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha descubierto que es nuestra reacción humana la que debe preocuparnos. 

Prueba conducción autónoma de Audi:

Los coches autónomos permiten que el conductor tome el control cuando sea necesario y resulta que los humanos no son muy buenos en el aspecto crucial de evitar un accidente. El estudio, titulado “Takeover Time in Highly Automated Vehicles: Noncritical Transition to and From Manual Control”, encontró que los tiempos de reacción humana a recuperar el control de los coches semiautónomos eran alarmantemente lentos

El estudio examinó a 26 hombres y mujeres en edades comprendidas entre los 20 y 52 años y los sometió a una prueba autónoma simulada a 110 km/h. En la primera parte, tan solo tenían que conducir, mientras que, en la segunda, se les pidió que leyeran el periódico, dejando todo el control al coche. Se emitió una solicitud de toma de control a intervalos aleatorios que oscilaban entre los 30 y 45 segundos.

Como era de esperar, los conductores involucrados en una distracción secundaria requirieron de más tiempo para responder, mientras que los que estaban en alerta necesitaron 4,56 segundos de media para hacerse con el control del coche. Estas cifras, evidentemente, no son suficientes para evitar un accidente. Lo peor es que el rango de tiempos de reacción varió enormemente entre los 1,9 y los 25,7 segundos, en función del sujeto.

Fuente: Southampton University

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria

Lecturas recomendadas