Skip to main content

Noticia

Competición

Susto en Le Mans para Toyota, ¿dónde iba ese coche?

Susto de Toyota en Le Mans

El rápido y eficiente trabajo de los comisarios evitó males mayores para Toyota y para el líder de la categoría LMP2.

El Toyota TS050 Hybrid número 7 se llevó un gran susto durante la primera sesión de clasificación para las 24 Horas de Le Mans 2019. Mike Conway se encontró de frente con un prototipo LMP2 trompeado y que además se estaba moviendo. El impacto fue inevitable y, aunque Toyota consiguió devolver el coche a pista minutos más tarde, el susto fue importante.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Teaser de las 24 Horas de Le Mans 2019

Las sesiones de clasificación, salvo sorpresa, suelen discurrir con cierta normalidad. Los pilotos de cada uno de los coches se centran en prepararse en condiciones nocturnas, en preparar las siguientes sesiones en pista y en ponerse a prueba. La adrenalina de la carrera todavía queda lejos y no existe la presión de lograr un gran resultado, al menos para todos los participantes, ya que en la carrera de 24 horas ya sabemos que puede pasar cualquier cosa.

Ayer, en la disputa de la primera sesión de clasificación para Le Mans, pudimos ver un accidente un tanto atípico, causado por un error de un piloto que no valoró suficientemente las consecuencias que podía tener el intentar regresar a pista sin tomar las pertinentes precauciones. Roberto González, piloto del coche #31, un LMP2 del equipo Dragonspeed, se había salido de pista e intentó regresar al circuito cuando, de repente, apareció otro coche. El mexicano debería haber dado marcha atrás o haber esperado la intervención de los comisarios.

El coche que apareció era el Toyota número 7 con Mike Conway al volante. El escocés, que venía en vuelta rápida, no pudo evitar el golpe con el LMP2 de González y ambos coches quedaron muy tocados, especialmente en la parte frontal. Afortunadamente pudieron regresar al box pocos segundos más tarde y los mecánicos de los dos prototipos consiguieron repararlos para que volvieran a salir a pista antes del final de la sesión. Apenas tardaron unos veinte minutos en hacer las reparaciones necesarias.

 

 

“El incidente fue una pena, porque la sesión iba muy bien hasta entonces. Bajé el ritmo y entonces vi los faros (del otro coche). Intenté esquivarlo, pero fue imposible ver el coche a tiempo y desafortunadamente tuvimos el accidente. Lo siento por los mecánicos, que tuvieron que hacer un trabajo extra, pero lo hicieron fenomenal y pudimos volver a pista antes del final de la clasificación”, dijo Conway.

Dragonspeeed 31

Curiosamente, tanto el #7 como el #31 fueron los más rápidos de la sesión en sus respectivas categorías, LMP1 y LMP2, con Kobayashi y Maldonado como los más veloces. Ambos tienen en sus manos la ‘pole’ provisional para las 24 Horas de Le Mans y, por el momento, parece que la FIA no sancionará a ninguno de los dos involucrados en el incidente.

Sigue leyendo: Horarios y cómo ver en directo las 24 Horas de Le Mans 2019

Imagen: Motorsport Images

Lecturas recomendadas

Y además