Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

¿Son verdad estos 10 mitos sobre el coche eléctrico?

10 mitos sobre el coche eléctrico
Las cosas claras.

El coche eléctrico, podemos asegurarlo ya, la revolución del mundo del motor en el siglo XXI (por el momento, ¿la acabarán siendo los coches voladores?). Sin embargo, pese a que hablamos largo y tendido de los vehículos de cero emisiones a diario, son muchas las dudas que asaltan sobre ellos a los usuarios medios. Hoy vamos a ver 10 mitos sobre el coche eléctrico y aclarar si son verdad o no.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

1. Tienen poca autonomía

Es cierto que no tienen el mismo alcance que un vehículo de combustión con un gran depósito, pero aunque los primeros eléctricos dejaban que desear en términos de alcance, los últimos lanzamientos presentan autonomías bastante aceptables, es fácil encontrar modelos que puede recorrer de 300 a 400 kilómetros con una sola carga

2. Hay pocos puntos de recarga

Una de las tareas pendientes del sector, pero en la que se está trabajando de manera activa. A día de hoy en España hay algo más de 5.000 puntos, la mayoría concentrados en las ciudades. Es mejorable, sobre todo a la hora de hacer viajes largos (aquí ya más que por su frecuencia, por los tiempos de recarga que se manejan).

VÍDEO: ¿Sabes diferenciar los distintos tipos de vehículos eléctricos?

3. Son demasiado caros

Aunque sea cierto que son más baratos de mantener, lo cierto es que son vehículos mucho más caros que los convencionales. Incluso los modelos que se declaran “para el pueblo” rondan los 30.000 euros, cantidades que no todo el mundo se puede permitir.

4. Son lentos

A estas altura todo el mundo tendría que saber que es justo lo contrario: a igualdad de potencia, como la entregan (tanto ésta como el par) de manera inmediata, un eléctrico acelera más rápido que un vehículo de combustión.

Diccionario del coche eléctrico

5. Pueden dar problemas con el agua

De toda la vida se nos ha dicho que agua y electricidad no son una buena combinación, algo que es cierto. Sin embargo, los coches eléctricos están perfectamente aislados y no supone ningún problema.

6. Hay poca oferta entre la que elegir

Se trata de un sector en ciernes, por lo que las alternativas que se ofrecen no son tan amplias como de gasolina, diésel o incluso híbridos, sin embargo cada vez son más las marcas que presentan sus primeras propuestas de cero emisiones. Eso sí, como hemos comentado más arriba, si tiene un presupuesto muy limitado, la oferta es prácticamente inexistente.

7. Las baterías generan muchos residuos

Si no se tratan adecuadamente sí, pero es posible reciclarlas, reutilizando sus celdas para almacenar energía solar o desmontándolas para volver a dar una segunda vida a sus elementos más valiosos.

8. No son seguros

Error, todo lo contrario: desde que organismo como Euro NCAP empezaron a evaluar su seguridad, por norma general han rayado al más alto nivel, consiguiendo como mínimo 4 de las 5 estrellas posible y alcanzando la puntuación máxima en muchas ocasiones.

Así sonarán los nuevos eléctricos de BMW

9. Las aseguradoras no cubren todas las averías

Otro mito falso, las aseguradoras se han adaptado bastante rápido y la mayoría ya tienen seguros específicos para eléctricos que cubren facetas exclusivas como la sustracción del cable de carga.

10. No son divertidos como los tradicionales

Si eres un purista echarás en falta el ruido del motor, pero por lo demás, ponte al volante de uno para convencerte de que proporcionan grandes sensaciones al volante: su aceleración es brutal y el bajo centro de gravedad (debido a la ubicación de las baterías) mejora su comportamiento.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además