Skip to main content

Noticia

Los sistemas de asistencia evitarían el 50% de las muertes

Los sistemas de asistencia evitarían el 50% de las muertes
Aarón Pérez

Los sistemas de asistencia evitarían el 50% de las muertes, según han determinado en un estudio la Fundación Mapfre, la empresa Track Surveying Solutions y las asociaciones de víctimas Aesleme y Stop Accidentes, quienes han trabajado para la Dirección General de Tráfico. Si todos los coches contaran con estos sistemas se ahorrarían 850 muertes anuales.

No te pierdas: Tesla, Audi, BMW, Mercedes ¿quién tiene mejores asistentes?

Según un estudio presentado hoy ante el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, por la Fundación Mapfre, la empresa Track Surveying Solutions y las asociaciones de víctimas Aesleme y Stop Accidentes, los sistemas de asistencia evitarían el 50% de las muertes de ser instalado en todos los coches nuevos, es decir, podrían ahorrarse 850 muertes cada año.

Así es el asistente que evita colisiones de Ford:

 

Los sistemas de asistencia avanzada al conductor (ADAS), entre los que se encuentran los de detección de riesgo de atropellos a peatones y ciclistas, que pueden llegar a evitar 7.500 accidentes; los que avisan del riesgo de colisión frontal, que evitarían 10.000 siniestros; los que alertan del cambio involuntario de carril, los cuales provocan hasta la mitad de las muertes en accidentes de tráfico; los detectores de fatiga y de consumo de alcohol o los que vigilan el ángulo muerto.

Todos ellos, instalados de serie en los coches, supondrían poder evitar 850 muertes, 4.500 heridos, 50.000 accidentes y 4.300 millones de euros en asistencia sanitaria. Los sistemas ADAS están disponibles, hoy en día, en tan solo el 20% de los modelos comercializados, por lo que los autores del estudio instan a que se incentive la instalación en los vehículos que no los tienen, lo que tendría un coste de unos 800 euros.

 

Otras propuestas pasan por promover la instalación de cajas negras, asistentes o limitadores de velocidad en todos los tipos de vehículos, así como de alcolocks, unos dispositivos que impiden arrancar un coche cuando el conductor ha bebido. También demandan un nuevo Plan PIVE para la renovación del parque (los coches implicados en accidentes mortales tienen una antigüedad media de 13 años) que, entre otras cosas, apoye económicamente un equipamiento como alertas de colisión, sistemas de airbags adicionales y cámaras traseras.

Fuente: EFE

Imagen: Wikipedia

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria

Lecturas recomendadas