Skip to main content

Noticia

Serena Williams se sube al carro del Lincoln Navigator

Lincoln Navigator Serena Williams

Ya ha tenido varios.

Técnicas de márketing hay muchas, como maneras de promocionar un producto, pero una de las más fáciles es la de unirlo a una personalidad reconocida, que lo represente y comparta sus valores. El mundo del automóvil no es ajeno a esta práctica y vemos ejemplos constantemente: Seat con Maxi Iglesias, Kia con Rafa Nadal y Lebron James… y el Lincoln Navigator 2018 parece haber puesto todos sus huevos en esta cesta.

VÍDEO: Matthew McConaughey habla con los perros en el nuevo anuncio de Lincoln Navigator

El SUV de lujo americano ya lleva meses lanzando anuncios con Matthew McConaughey, a los que ahora suma una nueva campaña con Serena Williams, la estrella del tenis. Y la asociación no ha sido algo creado por el éxito de la tenista, sino porque Williams lleva años teniendo una estrecha relación con la marca y, concretamente con el modelo.

Como explica en el spot: “Tuve mi primer Lincoln Navigator cuando tenía unos 18 o 19 años. Mi hermana me dijo ‘bueno, pues tendrás que ponerle nombre’. Por la razón que fuera lo llamé Ginger. Era completamente blanca y tenía llantas de 22 pulgadas”. Y continúa diciendo que “fue mi primera gran compra y nos divertimos mucho con ella. Nos llevaba a todos los entrenamientos e incluso teníamos una lista de reproducción de música específica”.

Williams explica que “ahora estoy en un momento completamente distinto de mi vida. Soy madre, lo que todavía me parece una auténtica locura. Todo está funcionando como un círculo completo, siempre tuve una conexión, tanto al principio como ahora más adelante en mi vida”.

La actual generación del Lincoln Navigator lleva casi un año en el mercado, mantiene todo el lujo habitual en el modelo, ha aumentado su apartado tecnológico, continúa siendo una mole aunque pesa 90 kilos menos que su predecesor y utiliza un motor V6 biturbo que manda 450 CV a las cuatro ruedas mediante una caja de cambios automática de 10 velocidades.

Lincoln Navigator: debut en Nueva York

Lecturas recomendadas