Skip to main content

Noticia

Seis meses de prisión por agredir a los guardias civiles en un control de alcoholemia

Control de alcoholemia

Por situaciones como esta, los agentes rechazan los controles 'low cost'

Sucedió el 1 de enero de 2017 pero ha sido ahora cuando el juez ha condenado a seis meses de prisión a dos hermanos por agredir a varios guardias civiles en un control de alcoholemia.

Según relata la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) cuyo equipo de abogados se ha encargado de la defensa de los agentes, tras dar positivo la conductora del vehículo, su hermano comenzó a increpar a los agentes, en una situación que fue subiendo de tono hasta acabar con un forcejeo al que se sumó la mujer, y que acabó con la detención de ambos y tres agentes lesionados. El parte de lesiones indica que los agentes tuvieron que permaneces varios días de baja.

La sentencia llega del Juzgado de lo Penal nº5 de Las Palmas de Gran Canaria. El juez condena a los dos hermanos que agredieron a varios guardias civiles durante un control de alcoholemia a seis meses de prisión y a indemnizar a los agentes con multas que oscilan entre 150 y 250 euros.

Por situaciones como esta, los agentes rechazan los controles 'low cost'

Hace unos días supimos que los destacamentos de Tráfico de la Guardia Civil habían recibido las orden de poner en marcha "Operativos Reducidos" para vigilar el consumo de alcohol al volante. Controles 'low cost' lo llaman los agentes que denuncian que se trata de una medida que pone en peligro su integridad.  

Lo vivido en Las Palmas de Gran Canaria por los tres agentes que fueron agredidos es la confirmación de lo que entonces denunciaban.

"Se trata de una práctica inédita en ningún otro cuerpo policial, y que no solo supone una amenaza para la seguridad de los guardias civiles, sino también para el conjunto de los ciudadanos, denuncian desde la AUGC. 

"Si hay fugas y accidentes con más agentes, cabe suponer lo que ocurrirá en controles realizados por tan solo dos componentes de la agrupación", sentencian.

Los agentes que se encargan de montar y gestionar los controles de alcohol en carretera denuncian que los operativos reducidos (reducen de cuatro a dos el número de guardias civiles presentes en el punto de control) son una forma de disimular la falta de operativos (la DGT ha dicho que esta Semana Santa vigilarán las carreteras 9.200 agentes pero a ellos no les salen las cuentas).

 

Lecturas recomendadas

Y además