Skip to main content

Noticia

F1

Sainz abandona en Italia por culpa de una mala parada

Carlos Sainz abandona en Italia

Mala parada de McLaren, que deja a Sainz sin opciones de lograr un buen resultado.

Carlos Sainz se ha visto obligado a abandonar en el GP de Italia de F1 2019. Una mala parada en boxes, en la que un mecánico de McLaren no apretó bien una rueda, provocó que el español se retirase de forma inmediata cuando intentaba volver a pista. La FIA ha sancionado económicamente a McLaren.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Claves del GP Italia F1 2019

Carlos Sainz iba sexto cuando entró en boxes para cambiar de neumáticos con el objetivo de volver a pista lo antes posible con neumáticos frescos para seguir batallando por el fantástico resultado que parecía que iba a conseguir. El madrileño había salido octavo, se había encontrado con algunos problemas en la salida, como el adelantamiento de Lance Stroll o el de Alexander Albon, pero había logrado adelantarlos a los dos y llegar a rodar sexto.

La parada de Sainz debía ser un mero trámite. Colocar neumáticos medios y volver a pista sin problema, pero esta vez las cosas no salieron bien. El mecánico encargado de la rueda delantera derecha apretó mal la tuerca que la une al monoplaza, Carlos recibió el OK para salir a pista con ella mal atacada y no pudo continuar.

Sainz se paró al final del pit-lane y ahí acabó el GP de Italia en el que iba a obtener unos buenos puntos como resultado. El McLaren tenía buen ritmo y podría haber superado al Red Bull de Albon incluso. Sin embargo, la tuerca mal apretada lo imposibilitó. McLaren recibió una sanción de 5.000 euros por “devolver a pista un coche de forma insegura”. Los puntos que se podrían haber conseguido, duelen más que eso.

Sainz vs Albon en Italia

"Es una pena porque ese sexto puesto parecía más o menos asegurado. Como estaban yendo las cosas hoy, los Renault iban más rápido y Albon no me podía pasar. Tenía problemas en el coche tras el toque con Albon porque perdí una pieza que nos quitaba dos o tres décimas por vuelta, pero bueno. Estaba yendo todo bien hasta que llegó la parada que fue un poco un caos, un malentendido por parte de todos y al final no hemos podido salir de ahí", dijo Sainz.

"Se ha puesto el semáforo en verde y yo creía que el coche estaba listo para salir, pero luego se puso en rojo otra vez, hemos vuelto a subir el coche, atacar la rueda, lo hemos vuelto a bajar y en ese momento ya parece que estábamos para irnos, pero luego no sé. Ha sido todo un desastre en ese momento. Pero son cosas de las carreras, todos somos humanos y cometemos errores; igual había algo roto así que toca analizar y aprender", explicó.

Quien sí que consiguió cruzar la línea de meta entre los diez primeros puestos fue Lando Norris, que acabó décimo. Nada que ver con lo que hizo Renault, gran rival de McLaren en el campeonato: Ricciardo acabó cuarto y Nico Hülkenberg quinto.

Vettel se arriesga a que le sienten en el banquillo una carrera

Imagen: Motorsport Images
 

Y además