Skip to main content

Noticia

F1

Rosberg y el miedo en la F1: “En Bakú vas a 360 km/h en ciudad”

Nico Rosberg, ex piloto de Mercedes F1

Nico Rosberg no siente la necesidad de volver a la Fórmula 1, de hecho todo lo contrario. En una entrevista a una cadena de televisión de su país habla de su retirada, de nuevos retos… y de miedo.

Nico Rosberg ha cumplido ya dos años fuera de la Fórmula 1, dos años desde que consiguió el título mundial junto a Mercedes y decidió retirarse para emprender nuevos desafíos fuera de los circuitos de la categoría reina. Ahora confiesa sentir miedo cuando, por ejemplo, ve los F1 a 360 km/h en medio de una ciudad, como sucede en Bakú.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Nico Rosberg, con un F1 en Goodwood

Los pilotos de Fórmula 1 no suelen ser conscientes del peligro que entraña su trabajo, fruto de la adrenalina y del deseo que tienen por alcanzar sus objetivos deportivos. Sin embargo, cuando éstos no compiten, como es el caso de Nico Rosberg, se dan cuenta de cuán arriesgado es el deporte.

El alemán lleva ya retirado dos años de la Fórmula 1 y ahora, desde fuera, analiza de otra forma lo que sucede en el Gran Circo. Eso sí, confiesa que no echa de menos el campeonato… está feliz con lo que hace ahora, centrado en su familia y en otras aficiones.

Nico Rosberg

“No lo echo de menos del todo y eso es muy bueno”, ha declarado Rosberg a la televisión de su país ZDF. “Cuando decidí dejar el deporte, no tenía ni idea de lo que sentiría en dos o tres meses o en un año”, asegura el campeón del mundo de 2016.

“Fue una parada completa. Algo fundamental en mi vida, de repente, estaba fuera. Afortunadamente tenía mi familia y otras pasiones. Rápidamente encontré un nuevo camino para mí. Fue la mejor decisión”, dice un Rosberg seguro de no haberse equivocado.

Bakú, un circuito muy peligroso según Nico Rosberg

Nico Rosberg Formula E

Unas de las declaraciones más llamativas de Nico Rosberg en esta entrevista es que el piloto alemán asegura haberse dado cuenta de lo peligroso que es, por ejemplo, competir en el Circuito de Bakú. Allí, en la larga recta principal, situada en pleno centro de la ciudad, los monoplazas alcanzan más de 360 km/h y después tienen un muro con protecciones.

“Tengo que confesar que hay momentos cuando veo algo en la pista y pienso “Es bueno que no esté en el coche”, confiesa Rosberg. “Por ejemplo mira Bakú. Alcanzamos 360 km/h en medio de una ciudad y delante de ti tienes un muro. No soy un temerario como otros pilotos (…) Sí, hay momentos en los que he sentido miedo”, dice.

Alejado de la Fórmula 1, Rosberg ha seguido desempeñando labores de embajador para Mercedes y también se ha convertido en accionista de la Fórmula E. También tiene una faceta de “Youtuber”: tiene un canal en esta red social donde prueba los coches más exclusivos del mundo, como el McLaren Senna… ¿has visto ya el vídeo en el que le para la policía en Francia?

Prueba: McLaren 570S Spider. 315 km/h a cielo abierto

Imagen: Sutton Motorsport
 

Lecturas recomendadas