Noticia

Estilo de vida

Rolex, una vida ligada al automovilismo

Mónica Redondo

23/12/2015 - 13:33

Rolex mantiene una estrecha alianza con los eventos más prestigiosos del automovilismo. A través de su asociación con la Fórmula 1, disciplina reina en este ámbito, su patrocinio de competiciones especialmente exigentes como las 24 Horas de Le Mans o su prolongada tradición en Pebble Beach Tour D'Elegance y sus coches antiguos. La prestigiosa marca de relojería mantiene una relación privilegiada con el universo de la velocidad y las sensaciones fuertes.

No te pierdas: El Rolex que hará que te sientas como un campeón de Daytona

El apego de Rolex por el deporte y la superación se remonta a los propios orígenes de la marca. Cuando Hans Wilsdorf funda su empresa relojera, está impresionado por la espectacular mutación que conoce la sociedad a principios del siglo XX. En una época en la que el reloj de pulsera sigue considerándose una joya frágil, él percibe el interés que puede llegar a suscitar un modelo robusto, preciso y fiable adaptado a un estilo de vida más activo que nunca. A partir de 1931, la prestigiosa marca de relojería persigue incesantemente la búsqueda de la perfección. Los relojes Rolex, desarrollados por los profesionales más especializados y fabricados exclusivamente con los mejores materiales, se convierten en símbolos universales de elegancia y prestigio. Rolex se asocia a actividades que, al igual que la marca, se mueven por la pasión, la excelencia y la precisión. Por tanto, es natural que la marca Rolex mantenga una relación con el automovilismo. Los vínculos empiezan a tejerse en la década de 1930 cuando sir Malcolm Campbell, con un Rolex Oyster en la muñeca, bate el récord mundial de velocidad en tierra.

Prestigiosas colaboraciones

En 1959, la marca se convierte en colaboradora del circuito estadounidense Daytona International Speedway y, unos años más tarde, añade el nombre Daytona a la esfera de su icónico Cosmograph, cronógrafo creado para los pilotos de automovilismo. Desde entonces, el apoyo de Rolex a las carreras automovilísticas no ha dejado de reforzarse con el tiempo. Así, desde el año 1992, Rolex es Patrocinador Oficial de la Rolex 24Horas de Daytona, en Florida, y, desde 2001, Reloj Oficial de la 24 Horas de Le Mans, la carrera automovilística de resistencia más antigua del mundo. Desde el año 2013, Rolex es Reloj Oficial y Patrocinador Mundial de la Formula 1®, disciplina reina del automovilismo. Esta asociación a largo plazo constituye el hito más reciente hasta la fecha de una historia de vínculos muy estrechos con el automovilismo y la velocidad.

De hecho, desde finales de la década de los sesenta, Rolex cuenta con la presencia de sir Jackie Stewart como un Testimonial legendario. Figura emblemática de la carrera automovilística, es, en efecto, uno de los pilotos de Formula 1 que cosecha más victorias de los últimos 40 años. Sir Jackie Stewart no sólo es triple campeón del mundo de Formula 1® (en 1969, 1971 y 1973), sino que ostenta 27 victorias en un Grand Prix. Además, goza de un gran reconocimiento por su labor llevada a cabo en la década de 1970 en pro de la seguridad en la F1. Mediante su estrecha colaboración con las 24 Horas de Le Mans, Rolex apoya igualmente al danés Tom Kristensen, quien resultó vencedor en nueve ocasiones de este clásico de las carreras de resistencia; todo un récord.

Movido por este mismo espíritu de superación, Rolex es desde el año 2011 Reloj Oficial del proyecto Bloodhound, dirigido a establecer un nuevo récord de velocidad en tierra de 1000 millas/h (1609,35 km/h), con un vehículo supersónico ultraperfeccionado propulsado por un reactor y un motor de cohete. Este proyecto prolonga los antiguos vínculos entre Rolex y la velocidad, que se remontan a 1935, año en el que sir Malcolm Campbell rebasa la mítica barrera de las 300 millas por hora (480 km/h aproximadamente) al volante de su bólido Bluebird.

Rolex apadrina asimismo eventos en los que se celebra la elegancia de los coches antiguos y no su rendimiento en carrera. Es el caso del Pebble Beach Concours d’Elegance (Estados Unidos). Este acontecimiento, que tuvo lugar por primera vez en 1950, presentaba en su origen los modelos más vanguardistas de la época. Hoy en día, esta prestigiosa competición que se celebra cada año en Pebble Beach, California (Estados Unidos), reúne a los más hermosos automóviles de colección. Rolex es el Reloj Oficial de este evento desde 1997. En el marco de esta excepcional cita, el Pebble Beach Tour d’Elegance presented by Rolex supone la ocasión de admirar los vehículos en movimiento. En el año 2007 Rolex se convirtió en Presenting Sponsor de la concentración.

Rolex se enorgullece además de su asociación con la Goodwood Revival (Reino Unido), prueba que congrega a los automóviles de carreras que datan de antes de 1966, y con la Rolex Monterey Motorsports Reunion (Estados Unidos), acontecimiento que atrae a más de 600 vehículos hasta el circuito californiano Mazda Raceway Laguna Seca, en Monterey. Rolex, mascarón de proa de la industria relojera suiza e impulsado por una pasión por la excelencia y una profunda admiración por el automovilismo, trabaja para perpetuar esta estrecha colaboración entre dos universos excepcionales unidos por la misma búsqueda de la perfección.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches