Skip to main content

Noticia

Motos

¡A robar carteras! Álex Rins celebra el podio y un comisario le roba una pieza de la moto

2019 motogp robar ladron suzuki

Como diría alguno: 'Spain is different'.

Ver para creer: un comisario ha robado una pieza de la moto de Álex Rins mientras este celebraba el podio conseguido en la carrera de MotoGP en Jerez 2019. Un podio que le vale para colocarse segundo del mundial a apenas un puntito del liderato, un podio que lo convierte en el mejor de los mortales, tras un Marc Márquez que de momento todavía está a tiro. Un podio para celebrar a lo grande entre su gente: este comisario pensaba que iba a llevarse un bonito recuerdo a casa, pero lo que se ha llevado es una de las mayores pilladas que se recuerdan.

Te interesa: Álex Rins, un perfecto desconocido que quiere ser campeón de MotoGP

La verdad es que lo que empezó como un souvenir realmente especial va a terminar con un disgusto de órdago. Ya no solo porque toda España va a saber que es un ladrón, sino porque probablemente no podrá volver a entrar en un circuito durante una carrera de motociclismo en su vida. Este ‘marshall’ ya ha sido identificado y le han obligado a devolver la pieza y a pedir disculpas al equipo Suzuki en general y a Álex Rins en particular.

 

 

 

 

Y es que la pillada de este robo a la moto de Álex Rins ha sido épica. Por supuesto, las motos cuentan con cámaras en prácticamente todos los ángulos, algo que este miembro del equipo de comisarios de pista del Circuito de Jerez-Ángel Nieto pasó por alto. En las imágenes distribuidas por DAZN en sus redes sociales se puede ver como nada más quedarse 'a solas' con la moto coge una pieza y se la coloca en el bolsillo. Y sigue como si nada.

El propio Álex Rins reconocía que se trataba de la funda del depósito del aceite de freno, una funda muy chula (eso no lo ponemos en duda) con el nombre del piloto y su número, el 42. Un bonito recuerdo, un robo sin importancia a nivel económico más allá de la curiosidad de tener una pieza original de una MotoGP en tu casa. Sí, mola mucho, pero las cosas no se hacen así. Seguro que a este comisario de pista se le caerá la cara de vergüenza durante unas cuantas semanas. ¡Tierra trágame!

Lecturas recomendadas