Skip to main content

Noticia

F1

Rajada de Marko contra Ferrari: Pide sanción millonaria

Helmut Marko y Max Verstappen
Helmut Marko asegura que Red Bull fue uno de los grandes damnificados por la estrategia de Ferrari.

Helmut Marko, asesor del equipo Red Bull de F1, ha criticado el acuerdo secreto con el que la FIA y Ferrari cerraron la investigación de su motor de 2019. El austriaco tilda lo ocurrido de escándalo y pide una sanción millonaria para Ferrari por, supuestamente, haber hecho trampas.

Te puede interesar: Noticias de F1

VÍDEO: Todos los coches de F1 de 2020

El equipo Red Bull es uno de los más indignados por las supuestas trampas de Ferrari con su motor durante la pasada temporada y por la resolución de la FIA tras investigarles. La Federación cerró la investigación con un “acuerdo privado” del que nada ha trascendido, pero que da por hecho que ha habido un tirón de orejas a la marca de Maranello y un “no volváis a hacerlo” que no tiene consecuencias ni deportivas ni tampoco económicas.

Red Bull, a través, de su asesor Helmut Marko, ha mostrado su indignación por lo ocurrido con Ferrari y pide una multa millonaria si de verdad hicieron trampas. El austriaco alega que, de no ser por esas estrategias técnicas (al parecer poco legales) que aportaban un rendimiento extra a Ferrari, Red Bull podría haber sido subcampeón y haber obtenido mayores beneficios económicos.

“El comportamiento de la FIA ha sido un verdadero escándalo”, dice Marko a la revista “Auto Motor und Sport”. “Hemos perdido cantidades económicas de dos dígitos por terminar en el tercer puesto en lugar de en el segundo. No solo porque el subcampeón recibe más dinero, sino porque nuestros contratos de patrocinio están sujetos al rendimiento. Asumimos que les habríamos ganado en pista si no hubiera pasado nada con el motor”, agrega.

Christian Horner

De confirmarse que lo aplicado en el motor Ferrari va más allá de la legalidad, Marko cree que la FIA debería aplicar un castigo ejemplar: “Si realmente hicieron trampas, castigarles con 10 o 20 millones me parece poco”, asegura.

Red Bull fue uno de los equipos firmantes en la carta emitida ayer por siete equipos. Una iniciativa tomada por Toto Wolff, de Mercedes, y que contó con el apoyo de todas las escuderías de la parrilla sin vínculo directo con Ferrari. 

Uno de los últimos escándalos de los que la F1 ha sido testigo en las últimas décadas fue el ‘Spygate’ que salpicó a McLaren en 2007 y que dejó a la escudería británica sin puntos en el Mundial de Constructores. Si eso hubiera sucedido con Ferrari por este caso, Red Bull habría sido segundo en el mundial y McLaren, ¡tercero!

Imágenes: Motorsport Images
 

Y además