Skip to main content

Noticia

Un radar de velocidad caza a 58.568 infractores en dos semanas

Los radares de la A-8

Un radar de velocidad caza a 58.568 infractores en dos semanas. El hecho ha tenido lugar en un pequeño pueblo de Italia con elevados excesos de velocidad.

Los radares de velocidad tienen, como fin último, disuadir a los conductores de que excedan el límite de velocidad mediante la amenaza de ser sancionados económicamente o incluso de perder algún punto del carné de conducir. Sin embargo, su colocación estratégica puede suponer una gran fuente de ingresos para el organismo que se encuentre a su cargo. Esto es lo que ha ocurrido en un pequeño pueblo de Italia, donde un radar de velocidad ha cazado a 58.568 infractores en tan solo dos semanas.

No te pierdas: He aquí los datos que confirman que a más radares no hay menos muertos

Esta cifra sería propia de una gran ciudad como Madrid o Barcelona, donde el flujo de vehículos es continúo. Sin embargo, lo que más nos sorprende de esta noticia es que el radar se instaló en un pueblo italiano de apenas 120 habitantes. Según informan desde la BBC, el alcalde de la ciudad decidió instalar un radar en la vía principal de acceso y salida de la localidad ante las continuas quejas de los vecinos frente a los excesos de velocidad.

Vídeo: los radares Velolaser, los más pequeños e indetectables:

58.568 infractores cazados por un radar en dos semanas

El Ayuntamiento de la ciudad esperaba atrapar a algunos infractores, pero las cifras finales hablaron por sí solas de la magnitud de este problema. El alcalde de Pieve di Teco, Alessandro Alessandri, dijo que “es una locura” ya que los residentes cruzan la calle con regularidad. El límite de esta vía es de 50 km/h, pero un conductor registró una velocidad total de 135 km/h

Este lamentable récord en tan solo dos semanas va acompañado de una larga lista de infractores que sobrepasaron la cámara de velocidad por encima de los 100 km/h. Las estimaciones son tan negativas que sugieren que casi la mitad de los vehículos que pasan por esta vía viajan con exceso de velocidad.

Por su parte, el alcalde ha decidido no hacer efectivas las multas de velocidad, ya que quiere que el radar actúe como un método disuasorio, ya que está más preocupado por las personas que viven allí. Si bien la cantidad de vehículos que recorren este pequeño pueblo de 120 habitantes es sorprendente, el alcalde dijo que su vía principal es popular entre los conductores que buscan evitar resaltos, radares y peajes en otras carreteras.

Fuente: BBC

Lecturas recomendadas

Más de Lista de radares fijos y móviles 2019 en España