Skip to main content

Noticia

¿A quién se le ocurre poner a volar un Reliant Robin?

Reliant Robin

Vaya ideas.

La gente se aburre. De hecho, la gente se aburre mucho. Y cada uno mata el tiempo como puede, pero aquellos que tienen más conocimientos (y/o que se aburren más), buscan maneras más originales de entretenerse. Eso sí, hemos de admitir que transformar un Reliant Robin en una suerte de helicóptero es algo que a nosotros nunca se nos habría pasado por la cabeza.

Lo bueno es que hay alguien a quien sí. El motivo que les llevaría a elegir precisamente el Robin como modelo para su coche volador no lo tenemos claro, aunque suponemos que será el hecho de que es bastante ligero. A pesar de este pro, el hecho de tener tres ruedas nos parece un contra, sobre todo teniendo en cuenta el método mediante el que lo han puesto a volar.

Clarkson confiesa: el Reliant Robin no volcaba tan fácilmente

A pesar de montar un rotor de una potencia que asumimos suficiente y unas aspas de gran tamaño, no es capaz de levantar el coche por si mismo, motivo por el que además lo ataron a una pick-up que tirara de él, ayudándole a coger inercia, velocidad y a levantarse en el aire de una manera similar a la que hacen los parapentes tirados por lanchas.

Antes de ver el vídeo lo hubiéramos clasificado como una mala idea, pero lo cierto es que aunque le cuesta al principio, acaba levantando el vuelo, así que la primera parte está conseguida. Ahora bien, no todo es subir, también hay que mantenerse arriba. Y lo consigue durante unos segundos, pero poco tarda en manifestarse el hecho de que falta un timón o similar que permita controlarlo arriba, ya que el coche empieza a dar bandazos en el aire, manteniéndose en su sitio únicamente por la cuenta que lo ata, lo que acaba con el Reliant Robin empotrado en el suelo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas