Skip to main content

Noticia

F1

¿Quién es Kevin Magnussen?

Magnussen no continuará en McLaren a partir de 2016
Kevin Magnussen apunta a ser el mejor novato de la temporada 2014 de Fórmula 1. Veamos la historia que hay detrás del joven piloto de McLaren.

Para hablar de Kevin Magnussen, el nuevo
piloto de McLaren que ha debutado esta temporada
en la Fórmula 1 hay que irnos a los años 90 por dos
motivos. Para empezar, porque este danés, natural de la localidad
de Roskilde, vino al mundo el 5 de octubre de 1992. Camino a sus 22
años, Magnussen ha aterrizado en la F1 con los
galones de haber sido el campeón de la categoría reina en las World
Series by Renault, la 3.5, el mismo campeonato en el que este año
correrá Carlos Sainz Jr.

Ese ha sido el último de los logros de Kevin
Magnussen
en las categorías inferiores del automovilismo,
pero no ha sido el único. Corrió en karts hasta 2007 para dar el
salto a la Fórmula Ford de su país, donde se alzó con el triunfo
después de acumular 11 victorias en una temporada. Al año siguiente
fue segundo en la F-Renault 2.0 y pasó a la F3 alemana, donde
también se proclamó campeón en 2010. No pudo repetir el éxito en la
competitiva F3 británica, acabó segundo en 2011 con siete victorias
y, finalmente, de ahí subió a las WSR3.5, campeonato en el que
consiguió la victoria absoluta en su segunda temporada,
2013. 

Los cazatalentos de McLaren pusieron pronto sus ojos en
Kevin Magnussen y eso le permitió entrar a formar parte en el
programa de jóvenes pilotos de la escudería británica, lo que
finalmente, le ha abierto las puertas de Woking con un volante en
uno de los dos monoplazas de la parrilla más codiciada del mundo.
 

Y parece que no tiene pensado defraudar a los que han apostado
por él. Tras una buena pretemporada, el danés debutó en el pasado
GP de Australia consiguiendo subir
al podio tras cruzar la meta en tercera posición, por delante de su
compañero, Jenson Button. Una clasificación final que, más
tarde, se modificó, para ser segundo, después de la descalificación
de Daniel Ricciardo. ¿Se puede pedir más? Ya veremos de lo que es
capaz Kevin Magnussen en su primer año en la Fórmula 1, por el
momento, no se había visto un debut igual en McLaren desde el de
Lewis Hamilton en 2007 y se ha
convertido en el primer piloto de su país en subir a un podio de la
F1, un logro que alguien muy cercano a él, soñó hace dos
décadas. 

El otro Magnussen

No es la primera vez que el apellido de este debutante figura en
la parrilla de un GP de Fórmula 1. Volvemos a los
90, concretamente al 22 de octubre de 1995. Kevin acababa de
cumplir tres años y su padre, Jan Magnussen, se
enfrentaba a la gran oportunidad de su vida. El equipo McLaren le
había dado la oportunidad de debutar en la F1 al volante del
MP4-10B en el GP del Pacífico, disputado en el circuito de Okayama.
Michael Schumacher ganó aquel fin de
semana su segundo título de campeón del Mundo de Fórmula 1 con el
equipo Benetton

Magnussen cruzó la meta a dos vueltas del alemán después de
haber tomado la salida en la posición 12 y conseguir entrar entre
los 10 primeros, aunque con el sistema de puntuación de aquella
temporada no pudo estrenar su casillero. No fue un mal debut, pero
las puertas de Woking se cerraron instantáneamente para Jan
Magnussen
, que abandonó el equipo y estuvo un año sin
correr hasta que Stewart le fichó para formar pareja junto a Rubens
Barrichello en 1997. Corrió dos años con ellos, 24 Grandes Premios
y solo consiguió puntuar en el último, el GP de Canadá de 1998, donde clasificó vigésimo y
acabó sexto.  

Magnussen dejó la F1 y se pasó a los GT, categoría en la que se
ha convertido en uno de los grandes especialistas mundiales después
de ganar algunas de las carreras más importantes, como las 24 horas de Le Mans, en cuatro
ocasiones, o las 12 horas de Sebring en otras tres, entre
otras. 

Hoy en día, sigue en activo formando equipo junto al español
Antonio García con un Corvette C7.R,
algo que le impidió estar presente en el circuito de
Albert Park
el día en el que su hijo Kevin escribió la historia
que a él le hubiese gustado firmar en su debut en la
Fórmula 1. La razón es que estaba en Sebring
luchando por una victoria que se les torció por una avería
mecánica.  

“Ojalá hubiera tenido otra oportunidad, pero Kevin no está donde
está hoy por lo que me pasó a mi. De hecho, no hay similitudes. Él
es muy trabajador, mucho más organizado de lo que yo nunca fui. Yo
era fumador, no entrenaba bien y no estaba del todo organizado. Sin
embargo, yo no quiero ser su manager. Quiero ser su padre, y eso es
todo. Kevin fue el hijo de Jan Magnussen. Ahora, de repente, yo soy
el padre de Kevin Magnussen”.

Y además