Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

¿Qué cantidad de agua deberías beber al día?

¿De verdad es bueno beber dos litros de agua al día?
¿Sabías que, a la hora de conducir, beber poca agua es tan peligroso como hacerlo borracho?

Lo estudiamos en el colegio: más del 70% de nuestro cuerpo está formado por agua que vamos consumiendo con nuestra actividad diaria y que debemos reponer continuamente. Entonces: ¿cuánta agua deberíamos beber cada día?

La respuesta de los dos litros de agua al día no es del todo correcta, aunque si te te quedas con ella no estarás muy lejos de la cantidad recomendada para mantenerte sano.

De acuerdo con los datos proporcionados durante el III Congreso Nacional de Hidratación, la cantidad de agua que debemos beber al día depende de la edad y el sexo:

  • los niños de entre 9 y 13 años deben consumir unos 2,1 litros diarios, mientras que las niñas basta con que tomen 1,9 litros
  • las mujeres sí deben alcanzar el mito de los dos litros de agua al día. Salvo cuando están embarazadas o en período de lactancia, entonces la ingesta de agua debe aumentar en 0,3 y 0,7 litros respectivamente
  • los hombres, por su parte, pueden decir que consumen el agua que deben si llegan a los 2,5 litros al día

Ahora bien, cuando hablamos de cuántos litros de agua conviene beber al día no nos referimos solo a agua propiamente dicha, también ingerimos H2O a través de la comida (pero no de gasolina como esta chica). Es más, se recomienda que el 75-80% del agua que consumimos cada día proceda de bebidas y que el resto llegue a nuestro organismo a través de los alimentos.

Vídeo: Ford permitirá que bebas agua del coche

El peligro de beber poca agua y conducir

Los conductores que viajan con un nivel de hidratación insuficiente cometen el doble de errores que si estuvieran adecuadamente hidratados, revela el estudio "Deshidratación y Conducción" realizado en Reino Unido por científicos de la Universidad de Loughborough. Significa esto que los conductores poco hidratados cometen el mismo número de errores que aquellos que están bajo los efectos del alcohol, según explica el European Hydration Institute (EHI), colaborador en el estudio.

Según este análisis, entre los fallos más comunes de los conductores que no están adecuadamente hidratados, y aquellos con un nivel de alcohol en sangre de un 0,8 gramos por litro en sangre, están la salida involuntaria del carril, el frenar demasiado tarde y salir o tocar o rebasar la línea del arcén.

Con una deshidratación leve (pérdida del 1-2 % del agua presente en nuestro organismo) se reduce notablemente la capacidad física y cognitiva, e incluso pueden aparecer problemas en la función cardiovascular y termorreguladora.

Cuando la pérdida es mayor, un 4 %, aparecen síntomas como dificultad para la concentración, dolor de cabeza y somnolencia, "y según progrese la deshidratación, los síntomas serán más graves", destaca el estudio.

Y además