Noticia

Un lector de AUTO BILD prueba el SsangYong Korando

Juan Antonio Corrales

19/07/2012 - 08:00

Cuando Francisco Javier Ocaña supo que era el ganador de nuestro concurso para probar un SsangYong Korando durante un fin de semana, ni se lo creía. En estas líneas nos cuenta su fantástica experiencia.

Todo comenzó hace más de un mes en AUTOBILD.ES, en la que anunciamos un concurso diferente y muy atractivo: mediante un sorteo, un lector probaría un SsangYong Korando durante un fin de semana solo por responder a tres preguntas relacionadas con este modelo. Después contaría su experiencia en AUTO BILD y AUTOBILD.ES. Además, el ganador se iba a llevar una cámara de fotos digital BenQ P1410 y unas nociones de cómo realiza las pruebas el equipo de la revista.

De los cientos de participantes, un informático madrileño, Francisco Javier Ocaña, fue el lector elegido. “Has ganado el concurso de AUTO BILD, así que el viernes que viene te pasas por aquí, te enseñamos la redacción, te regalamos una cámara digital y vamos a por el SsangYong Korando, que tienes que probarlo a fondo el próximo fin de semana”. “De verdad, ¿me ha tocado a mí?” acertaba a decir hecho un manojo de nervios cuando le llamamos por teléfono y le comunicamos la buena noticia. Así da gusto trabajar...

Primero, la teoría

Parece que sí, pero probar coches no es una tarea fácil. Antes de hacerlo, requerimos de una información previa del vehículo y eso es lo que intentamos transmitir a Francisco Javier cuando se acercó a la redacción. Además, le estuvimos contando cómo hacemos nosotros las pruebas y en qué nos fijamos antes de comenzar a escribir. Ya en el SsangYong, también le explicamos todas sus particularidades.

Eficaz y muy amplio

Al día siguiente de coger el SsangYong Korando preparé un viaje a Villanueva de Ávila con mi novia, su hermana y su pareja para pasar el fin de semana. Al abrir el maletero y empezar a meter el equipaje, nos dimos cuenta de que es muy amplio y que incluye argollas para sujetar la carga, lo que se agradece. Se nota que es un coche nuevo porque los pedales están aun algo duros, pero lo que más me llamó la atención es la posición elevada y la sensación de seguridad que esto transmite, ya que en mi Seat León voy mucho más bajo y me puedo anticipar menos. Su motor es suave pero, a la vez, muy potente. La palanca de cambios es algo blanda pero una vez acostumbrado a ella, se maneja muy bien.

Todos coincidimos en la comodidad de los asientos, donde los reposabrazos centrales te hacen sentir como en el sofá de casa. Y al meterlo en caminos complicados, notas cómo atraviesa los baches más profundos sin problemas. Y por el precio que tiene... Vamos, que ya sé qué coche sustituirá a mi León.

Lecturas recomendadas

Todo sobre SsangYong

SsangYong

Buscador de coches