Skip to main content

Noticia

Prueba: nuevo Jeep Renegade. A la venta a partir de septiembre

Prueba: Jeep Renegade 2018

Después de leer esta noticia, los fans de Jeep tradicionales irán directamente al mástil de la bandera estadounidense que ondea en su jardín y se colgarán de ella. Allá vamos: a partir de septiembre lanza un Jeep Renegade totalmente revisado... ¡Con un motor de tres cilindros! Oh my god! ¿Es el principio del final? Te lo contamos. Prueba: Jeep Renegade 2018.

Para empezar, diremos que no hay por qué alarmarse. En el grupo Fiat se han preocupado de salvaguardar la identidad de Jeep. El motor de un litro turboalimentado es un desarrollo completamente nuevo. Con 120 CV, supera en 10 al motor anterior, un 1,6 litros. Y debería ahorrar en torno a un 20% de combustible, que no es poco. 

No está mal sobre el papel, pero las sorpresas siguen cuando uno se pone al volante: el motor tiene una respuesta refinada a la par que fluida, da la impresión de que es un motor más grande y con más cilindros. 

También tienen en preparación un nuevo 1,3 cilindros, que en este caso sube a 150 CV y va a acoplado a un cambio de doble embrague, y una variante de 180 CV con convertidor automático de nueve relaciones y tracción integral

Todavía no hay precios oficiales, pero prevemos que no variará mucho respecto al modelo actual, de modo que probablemente partirá de poco más de 20.000 euros. Aunque de momento, solo son especulaciones. 

No se vayan todavía... 

Pero por si el Renegade no sube lo suficiente tu adrenalina, Jeep tiene en cartera una opción para que se te dispare definitivamente. Claro que para ello deberás pagar unos 100.000 euros más: el Jeep Grand Cherokee Trackhawk es la variante superior del modelo superior de la marca, a saber: motor 6,2 litros Hemi V8 con compresor proveniente del Dodge Challenger SRT Hellcat.

Prueba: Jeep Renegade 2018

Esto suponen 710 CV y 868 Nm de par, lo que convierte al Trackhawk en el SUV más rápido del mundo. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. ¿La velocidad máxima? 289 km/h. 

Por fuera solo lo delata un pequeño espoiler, pinzas de freno amarillas y un par de placas con el emblema específico. Quienes quieran uno deberán darse prisa: solo llegarán a nosotros 150 unidades al año. 

Y ya que has llegado hasta aquí... ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?


 

Lecturas recomendadas