Skip to main content

Noticia

Prueba: Nos subimos al futuro Mercedes GLE. Será más deportivo

El futuro Mercedes GLE

Después de que el Mercedes GLC y el Mercedes GLE cubrieran los últimos huecos del segmento en la gama de la marca, Mercedes desarrolla ahora la última variante del segundo, que es claramente más deportiva. Nosotros ya nos hemos subido a un modelo de preserie para contarte nuestras primeras impresiones. Prueba: Nos subimos al futuro Mercedes GLE. Será más deportivo.

Adoptará algunos elementos de diseño del nuevo Mercedes Clase A: los pilotos traseros, por ejemplo, recuerdan a los del compacto. Aunque no hemos podido ver mucho, porque la carrocería del nuevo SUV de Mercedes iba camuflada. Llegará este año, con muchos motores y sistema multimedia MBUX. En AUTOBILD calculamos que su precio base no estará por debajo de los 55.000 euros.

Así rueda

Será un coche totalmente nuevo, con 4,93 metros de largo, esto es, ocho centímetros más que el modelo actual. Eso se nota sobre todo en la batalla, y por tanto, en la ganancia de espacio en las plazas traseras. Incluso dos adultos de dos metros, irán desahogados. "Apenas comparte con el modelo anterior un par de tornillos", me dice la jefa de Desarrollo de este modelo, Stefanie Schmitz. ¡Es completamente nuevo! Para empezar, hemos rodado por un circuito 'offroad'. Y claro, lo hemos puesto en modo Offroad Plus, para poder solventar un terreno tan accidentado.

El futuro Mercedes GLE

Yo voy en el asiento del copiloto, y al volante, el jefe de Pruebas, Rüdiger Rutz. Mientras supera una pendiente del 45%, me confiesa: "Siempre nos ha irritado que un Range Rover fuera mejor en campo que nosotros". Doy fe de que han puesto toda la carne en el asador. El nuevo GLE rueda sin inmutarse, hasta cuando lleva una inclinación del 25% y la rueda delantera izquierda y la trasera derecha se quedan por momentos en el aire.

La carrocería no pierde la compostura en ningún momento, no lleva estabilizadoras. En su lugar, han evolucionado el chasis activo ABC, con cuatro brazos de suspensiones independientes que, junto al sistema EABC, logra que el coche tenga siempre grip, que nunca patine, que nada chirríe ni cruja. Prueba superada. Nos metemos en una carretera comarca, y enseguida me doy cuenta: ¡Por fin el GLE es deportivo! Es como sigue: ponemos el programa Curve de los modos de conducción, en el que podemos elegir la intensidad en tres niveles. La jefa de Desarrollo se ha tomado el comportamiento en curva muy en serio, y eso lo noto incluso yo, que voy en el asiento del acompañante. El nuevo GLE es mucho más ágil enlazando giros, y eso que mide casi cinco metros de largo.

Y luego está la cámara en el parabrisas delantero, que escanea la carretera y les da a  los brazos de suspensión información sobre su estado. Resultado: las irregularidades largas desaparecen; los baches cortos, casi.

Equipamiento

El futuro Mercedes GLE

Heredará las últimas novedades del Mercedes Clase E,  y el Clase A. Como el sistema infotainment con dos pantallas de 12,3 pulgadas y el touchpad en el túnel central. Por supuesto, no faltarán todos los asistentes disponibles en el Clase E, que por cierto, aporta la plataforma del nuevo GLE. Habrá mucho lujo, como los asientos de la segunda fila regulables, ventilados y calefactados.

En cuanto a motores, dispondrá de un cuatro cilindros en su versión de acceso, y la variante tope de gama AMG GLE 43 ya no llevará un V6, sino un seis cilindros en línea. Mercedes nos ha dicho que la variante plug-in hybrid aumentará su autonomía en modo eléctrico de 50 a 100 kilómetros.

Y ya que hemos legado hasta aquí... ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas