Skip to main content

Noticia

Prueba: HGP RS 3 S Sportback

HGP RS 3 S Sportback.

Normalmente, el preparador se ocupa de motores de cuatro o seis cilindros, a veces incluso ocho Esta es la primera vez que le mete mano a un bloque de cinco, concretamente, el del Audi RS 3 Sportback, y el resultado es espectacular. Ya lo hemos conducido. Prueba: HGP RS 3 S Sportback.

El corazón de esta cura de potencia es un compresor modificado, al que se añaden una sección de escape de gases mayor y una rueda de compresión de nuevo diseño. El resultado es impresionante: 606 CV y 710 Nm de par. El escape opcional RS se mantiene, pero con las mariposas optimizadas. Con esta preparación, el motor podría llegar a los 790 Nm, pero HGP ha preferido mantenerlo en 710 Nm, para un funcionamiento más equilibrado de todos los componentes. Los entrega un poco más allá de las 6.000 vueltas.

La presión del turbo no se desarrolla de forma descontrolada, sino que va alcanzando la impresionante cifra de 2,1 bares de forma homogénea. También nos ha encantado que el aumento de potencia no ha conllevado una pérdida de fuerza por abajo. Es un coche muy elástico que pasa, en séptima, de 80 a 120 km/h den solo 10 segundos (el de serie, una décima más tarde). A partir de las 2.500 vueltas, la sensación de empuje ya es brutal.

Estira como si no hubiera un mañana, y si lo llevas en modo manual tienes que aplicarte mucho con las levas, porque una y otra vez la aguja alcanza la zona roja del cuentavueltas. Hemos medido unas prestaciones dignas de todo un Audi R8 V10 Plus: 3,1 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, y solo 9,7 para alcanzar los 200, apoyado en un sistema launch control optimizado, para poder diferir tamaña entre de potencia sin que deslicen mucho las ruedas. La velocidad máxima está en algún lugar entre los 320 y los 330 km/h.

HGP RS 3 S Sportback.

Conclusión

Aun cuando los cinco cilindros no habían estado nunca antes en los planes de HGP, el preparador demuestra que el soberbio motor del S3 aún tenía margen de mejora. ¿Lo mejor? El extra de potencia se entrega con tal armonía, que el excelente comportamiento del coche de serie permanece intacto. Solo que es mucho más veloz. 

Ya ya que hemos llegado hasta aquí... ¿Quieres sabe cuál es tu coche ideal?

Y además