Skip to main content

Noticia

Prueba: Edo Competition Mercedes-AMG GT R

Edo Competition Mercedes-AMG GT R

¡585 CV son, en la mayoría de los casos, más que suficiente! Parece que no piensan igual los preparadores de Edo Competition, que quieren convertir el Mercedes AMG GT R... ¡En el Mercedes más veloz de Sachsenring? Prueba: Edo Competition Mercedes-AMG GT R.

En el marco del Record Day, organizado por AUTOBILD Sportcars y Michelin, ya hemos podido conducir a esta bestia. ¿Si ha logrado finalmente el récord? Eso ya te lo contaremos más adelante. ¿Qué prefieres? ¿660, 680 ó 700 CV? ¿Y por qué no todos? Edo Competition prefiere no renunciar: en las primeras cinco marchas rinde 660, en sexta 680, y los 700 los alcanza en séptima.

El par máximo de 800 Nm ya lo tienes disponible desde apenas 2.000 revoluciones. La potencia extra de hasta 115 CV y 150 Nm lo logra a través de un sofisticado software, y la  velocidad máxima pasa "claramente" de los 340 km/h, según nos dice el preparador. Un mejor destacable respecto al de serie, que alcanza los 319 de máxima.

La misma caja de serie

Los brutales 850 Nm los proyecta a través del cambio de serie, sin refuerzos, sin añadidos: solo el retoque de software. En los miles de kilómetros que ya ha realizado, el DCT no ha dado ningún problema. Peri sí las ruedas. Las Michelin Pilot Sport Cup 2 están desarrolladas para circuito aunque tengan homologación de carretera. Y tras tres vueltas a tope, quedan devastadas. Acelero a fondo, en cuarta se enciente la luz de ESP. Por suerte, está mojado.

Edo Competition Mercedes-AMG GT R

Las ruedas son prácticamente semislicks, y en seco ejercen un buen grip, pero no creo que sea igual en mojado. El extra de potencia se nota, especialmente en un empuje aún más brutal que el del AMG GT R. Y el V8 biturbo hace más ruido que en el modelo de serie. Esto tiene dos motivos: por un lado, se ha extraido todo el material aislante del maletero. Por otro lado, se han retocado los escapes de serie, con mariposas accionables por mando a distancia, ya desde el ralentí. Este bólido lleva una caída negativa de 3,2 grados detrás, y de 3,0 delante. Junto con la rebaja del chasis helicoidal del serie en 35 mm, su aspecto es realmente agresivo.

También la manera en que traza las cuervas, y se nota más ágil que el modelo de serie. Si las ruedas hubiera tenido mejor tracción, la velocidad por curva habría sido aún más espeluznante.

Y además