Skip to main content

Noticia

Prueba: Apr Tiguan 400. Un Tiguan con esteroides

Apr Tiguan 400. Un Tiguan con esteroides

Pintura negra, adhesivos gris plata de camuflaje, chasis helicoidal rebajado, frenos Performance, llantas de 20 pulgadas con neumáticos Michelin Cup 2... Así se presenta este Volkswagen Tiguan supervitaminado, y nostros ya nos hemos puesto al volante. Prueba: Apr Tiguan 400. Un Tiguan con esteroides.

La firma Apr se fundó en Alabama en 1997, y lleva activa también en Alemania desde 2013. Ahora le acaba de echar el guante al SUV de Volkswagen. El preparador le insufla un extra de potencia al dos litros gasolina turbo, que pasa de 220 CV a 400. Esto son nada menos que 200 CV por litro. Apr ha instalado un sistema de aspiración de carbono, un "Turbo-Inlet-Pipe" más grande, el compresor del Volkswagen Golf R, y un refrigerador del turbo más eficaz.

El preparador añade un nuevo software para la centralita, de modo que ahora la presión sube a 1,77 bares y el par máximo sube de 350 a 550 Nm. Por si tenías dudas sobre la durabilidad y fiabilidad de estos componentes sobre la mecánica: el preparador ofrece dos años de garantía para el motor y la cadena cinemática.

¡Arrancamos!

El embrague Haldex proyecta la fuerza con inesperada duerza al eje trasero cuando piso a fondo y se activa el 'launh control'. El cambio de doble embrague no logra que desaparezca el agujero del turbo, pero una vez superado, salgo catapultado hacia delante. ¡Arrancamos! Resultado: 4,75 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Y no conocemos a otro Tiguan capaz de llegar a los 200 km/h en solo 18,5 segundos.

Apr Tiguan 400. Un Tiguan con esteroides

Más velocidad conlleva mejores frenos, por eso Apr instala los del paquete Performance del Volkswagen Golf R. Por desgracia, después de las primeras mediciones de frenada, el pedal se encuentra con el suelo, igual que nuestra confianza en circuito. O más bien la del piloto profesional Steve Kirsch, que prueba este coche para nosotros, y a quien el ajuste del chasis KW se le ha antojado algo blando.

Aunque tenga la carrocería rebajada y el sistema Elastokinematik del Golf R, la carrocería sigue moviéndose más de la cuenta. Esto no será un defecto en el día a día por carretera, porque el nivel de confort sigue siendo más que aceptable. Sí nos ha sorprendido lo increíblemente precisa que es su dirección en curva, que permite guiar al Tiguan con precisión milimétrica, si bien por encima de los 200 km/h, en recta, se vuelve algo nerviosa.

Con todo, gracias a las Cup 2 el nivel de grip es sorprendente, igual que la capacidad de aceleración en curva, para tratarse de un SUV. Sin embargo, los leve subvirajes siguen apareciendo. El resultado final, con todo, es sorprendente: el crono se para en 1:40,13 minutos para la vuelta rápuda, solo seis décimas más lento que un Golf R DSG.

Y ya que has llegado hasta aquí... ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

 

Lecturas recomendadas