Skip to main content

Noticia

F1

Los problemas y errores de Alpine que hartaron a Alonso

Alonso GP México Alpine
Motorsport Images

Fernando Alonso hace las maletas y pone rumbo a Aston Martin después de una temporada plagada de problemas de fiabilidad en Alpine. ¿Ha sido para tanto? Lo repasamos carrera a carrera.

Cuando Fernando Alonso decidió regresar a la Fórmula 1 con el equipo Alpine y firmó su contrato con la escudería de Enstone a mediados de 2020, se marcaba el objetivo de luchar por resultados importantes en 2022. Su primera temporada completa - 2021 - sería para volver al máximo nivel;  tardó varias carreras, y lo consiguió. Hasta acabó el curso en el podio de Qatar.

Había grandes esperanzas depositadas en su segundo año de contrato, puesto que cambiaba el reglamento y todos los equipos empezaban desde cero. Alpine había trabajado duro desde principios de 2021 y, durante la pretemporada, ya se rumoreaba que habían llevado al límite el motor Renault híbrido V6 Turbo en pro de las prestaciones y en detrimento de la fiabilidad.

Otro dardo de Alpine a Alonso e imperdible respuesta del piloto

Esto podía tener su parte buena, pero también su parte mala, que es lo que terminó por lastrar la temporada de Alonso. Al llevar al límite el sistema de propulsión, se podía esperar que, al inicio de año, se produjeran problemas técnicos, los cuales se irían resolviendo poco a poco para continuar obteniendo el máximo sobre la pista.

La cuestión es que esos problemas acabaron convirtiéndose en la tónica habitual en el lado del box de Alonso - no tanto en el de su compañero, Esteban Ocon - y el piloto español terminó hartándose y haciendo las maletas, por esta y por otras razones importantes en las que las decisiones de Alpine estuvieron alejadas de la postura de Alonso.

Problemas carrera sí y carrera no (o también)

Cuando terminas la temporada 2021 subido al podio (Gran Premio de Qatar), piensas que todo va por buen camino, máxime cuando el reglamento técnico cambia y todos los equipos empiezan desde cero. Pero esta vez, en el box de Alonso, las cosas no fueron como se esperaban.

La temporada del español comenzó con un discreto noveno puesto en el Gran Premio de Bahréin, donde el bicampeón se vio lastrado por un problema de motor. La unidad tuvo que volver a la sede de Viry para ser examinada. Se esperaba que fuese un caso aislado, pero nada más lejos de la realidad.

En la siguiente carrera, Arabia Saudí, con una nueva unidad, Alonso ni siquiera pudo ver la bandera a cuadros. Iba séptimo. De aquí, a Australia, donde el asturiano tuvo que montar su tercer motor de la temporada (¡el límite por temporada es de tres, antes de recibir una sanción!). 

Y, aunque parezca una broma, en Melbourne fue una pieza de dos euros lo que provocó que el Alpine 14 sufriera un fuerte accidente cuando optaba a finalizar entre los cinco primeros puestos de la clasificación. En carrera, una mala estrategia le dejó decimoséptimo.

La carrera de Imola también fue para olvidar, esta vez por un toque de Mick Schumacher en la primera vuelta. Y Miami, más de lo mismo: una parada lenta de Alpine en boxes, vuelve a ponerle freno. 

Y, además, es sancionado por una defensa demasiado dura frente a Gasly. En España, tiene que montar su cuarto motor y es sancionado, por lo que sale desde atrás... Aun así, termina noveno frente a su afición.

Después llegan Mónaco y Azerbaiyán, donde la 'remontada' parece ir por buen camino con dos séptimos puestos. Alonso sonríe, todavía no ha hablado de la renovación - que se da por hecha -, pero aún hay mucha temporada por delante.Y las dudas no tardarán en empezar a surgir.

Resultados de Fernando Alonso en 2022

Gran PremioResultado final
Bahréin
Arabia SaudíAbandono
Australia17º
Emilia RomagnaAbandono
Miami11º
España
Mónaco
Azerbaiyán
Canadá
Gran Bretaña
Austria10º
Francia
Hungría
Bélgica
Países Bajos
ItaliaAbandono
SingapurAbandono
Japón
Estados Unidos
MéxicoAbandono
Brasil
Abu DhabiAbandono

En Canadá, volvimos a ver a Fernando Alonso clasificar en primera fila después de muchos años, en una increíble sesión pasada por agua. Sabíamos que en carrera, en seco, perdería varios puestos frente a los Red Bull y Ferrari, pero lo que no esperábamos (o no queríamos esperar) es otro problema de motor, que al menos esta vez no fue crítico.

Al final, la carrera de Alonso fue un caos, no solo por su pérdida de rendimiento, sino porque su defensa ante Bottas fue sancionada, lo que le hizo caer desde el séptimo al noveno puesto. En Gran Bretaña, consigue finalizar en una fantástica quinta posición.

En la siguiente prueba, Austria, Alonso ni puede salir a la carrera al sprint porque su monoplaza tiene otro problema. En el Gran Premio, a pesar de ello, remonta hasta el décimo lugar. Su compañero, sin problemas, acaba quinto.  En Francia, Alonso acaba sexto y en Hungría, noveno.

En Bélgica, un accidente con Hamilton en la salida no impide que finalice quinto; también acaba en los puntos en Zandvoort (sexto); y en Italia abandona por fallo de motor, al igual que en Singapur, donde estaba realizando una gran carrera.

Después de dos séptimos puestos en Japón - donde se quejó de la estrategia de su equipo - y en Canadá, Alonso vuelve a sufrir otro problema en México. Allí, estalla ante el equipo y también los medios de comunicación. "Vaya temporada, tío.. es increíble", decía a su ingeniero por la radio antes de bajarse del coche. 

Tras México llegaron Brasil y Abu Dhabi. En la penúltima cita, en Interlagos, saltaron chispas entre Alonso y Ocon en la carrera al sprint, que el asturiano resolvió en pista, finalizando en una espectacular quinta posición el domingo. 

En la última prueba del año, en Yas Marina, Alonso finalizó su etapa con Alpine siguiendo la tónica de la temporada... con otro abandono, cómo no, por problemas de motor.

Alonso, Szafnauer y Ocon
Motorsport Images

Falta de 'cariño' por parte del equipo

No menos importante ha sido la actitud por parte del equipo Alpine con Fernando Alonso, el piloto - no lo olvidemos - con el que ganaron los únicos títulos mundiales de su historia. No solo se ha apreciado desde fuera, el propio Alonso llegó a hablar de falta de cariño por parte del equipo hacia él.

"Vi las ganas que tenía Aston Martin de tenerme y las que faltaban en Alpine; las muestras de cariño que no tuve", dijo Alonso cuando explicó a finales del verano su marcha de la escudería francesa a Aston Martin F1 a partir de 2023.

Esas 'faltas de cariño' pueden ser, por ejemplo, la lucha sinsentido con Esteban Ocon y defensa férrea del francés al inicio del Gran Premio de Arabia Saudí. Aquella pelea lastró las posibilidades de la escudería durante varias vueltas, cuando los dos pilotos debían remar hacia la misma dirección. 

También está que Alonso pareció no llegar a entenderse nunca ni con Laurent Rossi (CEO de Alpine) ni con Otmar Szafnauer, el jefe del equipo. Y la gota que colmó el vaso fue la falta de deseo de renovar a Alonso por más de un año, una condición lógica por parte del español, que siente que tiene ritmo para seguir luchando al máximo nivel durante varias temporadas más.

En cuanto Aston Martin se sentó con él, le ofreció un contrato de dos años (prorrogable) y le mostró sus planes de crecimiento, Alonso no dudó en firmar. El primer test con el monoplaza verde, hace un par de semanas, ha sido el inicio de su nueva aventura que comenzará 'de verdad' el cinco de marzo en Bahréin.

Y además