Skip to main content

Noticia

Motor

A prisión el conductor que se saltó tres días seguidos el confinamiento

Policía Local de Valencia

A pesar de que han pasado más de tres semanas desde que el Gobierno decretó el Estado de Alarma, hay quien todavía no es consciente de la importancia de cumplir con la normativa. La mayor parte de los ciudadanos está cumpliendo con las medidas de aislamiento decretadas para frenar el avance del coronavirus, pero hay otras personas que están desoyendo las leyes. En Valencia hemos encontrado a un conductor que las ha incumplido durante tres días consecutivos y ha acabado en la cárcel.

¿Cuántas personas pueden ir en coche en el Estado de Alarma?

“Hoy ha ingresado en prisión. Ayer le denunciamos y detuvimos por un delito de desobediencia grave”. Usando su perfil en Twitter, la Policía Local de la capital del Turia desvelaba el final de la historia protagonizada por este ciudadano. El hombre, de 46 años, fue interceptado por un control que los agentes estaban llevando a cabo para verificar si los desplazamientos en coche se estaban haciendo dentro de los casos excepcionales marcados por el Gobierno y cumpliendo la pertinente normativa.

En este caso no fue así. Circulaba en su vehículo por la avenida Hermanos Machado de Valencia cuando la Policía Local le dio el alto. Al comprobar la documentación del conductor, las autoridades comprobaron que era el tercer día consecutivo que se saltaba el confinamiento establecido por el Estado de Alerta.

Las multas económicas

En un primer momento fue denunciado y detenido por desobediencia grave, pero los agentes consultaron el caso con la Policía Nacional y descubrieron que sobre él pesaban más denuncias por el mismo motivo. La consecuencia evidente de este constante incumplimiento ha sido su ingreso en prisión, tal y como ha informado el citado cuerpo en su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que en el contexto actual, la desobediencia grave está sancionada tanto por la Ley de Seguridad Ciudadana como por la de Salud Pública. La primera de ellas impone multas de 601 a 30.000 euros, mientras que los castigos económicos derivados de la segunda pueden ir de los 3.001 a los 60.000 euros para aquellos que realicen “conductas u omisiones que puedan producir un riesgo o un daño grave para la salud de la población, cuando ésta no sea constitutiva de infracción muy grave”.

Y además

Más de Coronavirus: así afecta al motor