Skip to main content

Noticia

Motor

La pregunta de los martes: ¿por qué 2021 puede ser el año del despegue del coche eléctrico?

Coche eléctrico

Antes de que 2020 arrancase motores, las previsiones apuntaban a que sería un punto de inflexión para la movilidad sostenible y, concretamente, para los coches eléctricos. A finales de 2019 las ventas crecieron y esta tendencia tuvo su réplica en los primeros meses de este año… hasta que apareció en coronavirus y truncó esa trayectoria. Ahora que la industria está metida de lleno en una larga recuperación, nos preguntamos por qué 2021 puede ser el año del despegue del coche eléctrico.

Además de la normativa que la Unión Europea introdujo a principios de 2020 y con la que se fijó en 95 g/km de dióxido de carbono (CO2) el nivel máximo de emisiones que no podían superar las marcas, hay otras razones para pensar que, si todo va bien, en 2021 los coches eléctricos despegarán de manera definitiva: habrá más modelos, más baratos, la tecnología habrá avanzado (aún) más y puede que volvamos a ver un plan de ayudas como las vigentes actualmente. 

Preguntas sobre la batería que todos se hacen al comprar coche eléctrico

Más de 200 modelos

Las previsiones apuntan a que en 2021 la oferta de vehículos electrificados incluirá más de 220 modelos entre híbridos, microhíbridos, híbridos enchufables y eléctricos. Los conductores tendrán, por lo tanto, más opciones para elegir, algo que mejorará con el paso del tiempo: en 2025 se alcanzarán los 325 modelos y un año después se estima que la demanda llegará al 50% de los vehículos nuevos que se matriculen en Europa. Una cifra que crecerá hasta el 70% en 2030. 

Y el mejor apoyo para todos estos números son los planes de las marcas. Prácticamente todas ya cuentan con modelos sostenibles y su apuesta por los coches eléctricos es tan fuerte que muchas de ellas han creado sus propias líneas: Mercedes, Volkswagen

Coche eléctrico

Crece la autonomía

Los primeros coches eléctricos tenían una autonomía que oscilaba entre los 80 y los 120 kilómetros en el mejor de los casos. No obstante, la tecnología avanza a pasos agigantados y permite mejorar esas cifras aumentando los rangos de independencia eléctrica. Según la base de datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), hoy en día la autonomía media estimada de los eléctricos que se venden en el mercado es de 300 kilómetros (según las cifras oficiales del Ciclo WLTP). Una cifra que crecerá con el tiempo hasta rebasar los 500 kilómetros, es decir, una autonomía semejante a la que ofrece, de media, un coche con motor de combustión.

Estos son los coches eléctricos más buscados en Google, en cada lugar del mundo

No serán los únicos números relacionados con los eléctricos que experimenten una mejoría fruto de los avances. Se espera que los tiempos de recarga se reduzcan poco a poco, aunque aquí entraría en juego la infraestructura de estaciones que en España es todavía insuficiente: actualmente hay 8.000 puntos, la cifra más baja de Europa, que las autoridades esperan mejorar instalando 100.000 cargadores públicos en un período de tres años (2020-2023).

La pregunta de los martes, por qué en 2020 el coche eléctrico tampoco despegará en España

Más baratos

La diferencia de precios entre los coches eléctricos y los de combustión se va reduciendo año tras año debido a la economía de escala y, sobre todo, a las baterías. Este componente supone el 30% del coste de fabricación de un modelo de este tipo, un coste que asume el conductor. Por lo tanto, si las marcas dan forma a modelos más pequeños… sería una vía para ofrecer precios más asequibles. 

Al mismo tiempo, las mejoras en el terreno de las baterías también influirán en esa cantidad final. No dejamos de hablar de precios. Para que las cifras de los eléctricos se equiparen a las de un coche diésel o de gasolina, el coste de fabricación de las baterías debe ser de 105 euros por kWh de capacidad: hoy en día las baterías oscilan entre los 30-40 kWh de los modelos pequeños y medianos y los 70-100 kWh de las berlinas y SUV.

Finalmente, las regulaciones también tendrán cierta influencia en este aspecto: a medida que éstas sean más restrictivas en lo que a emisiones se refiere, los vehículos de combustión serán progresivamente más caros.

Práctico: aprende a conducir un coche eléctrico

Ayudas para la compra

Sin duda alguna, 2020 ha sido un año prolífico en lo que ayudas para la compra de coches nuevos se refiere. El Plan Renove, con un presupuesto de 250 millones de euros, llegó a principios de verano y estará en vigor hasta el último día de 2020. 

Así será la movilidad eléctrica en 2023... según Pedro Sánchez

El Plan Moves II, sin embargo, tiene una validez de un año desde la activación por parte de cada comunidad autónoma o hasta que se agote el presupuesto. Son las comunidades autónomas las que gestionan estas subvenciones específicas para coches menos contaminantes y la mayor parte de ellas las activaron a mediados de septiembre. Por lo tanto, los conductores podrán beneficiarse de estas ayudas hasta septiembre de 2021… siempre y cuando no se haya terminado la parte que les correspondía del presupuesto global de 100 millones de euros. 

Eso sí, debemos tener en cuenta que a medida que aumente el parque de coches eléctricos… disminuirán las ayudas públicas. No obstante, para entonces se espera que exista un amplio mercado de segunda mano de coches eléctricos. 

Y además