Skip to main content

Noticia

¡A tope! Porsche 911 Turbo S vs el Lamborghini Aventador

¡A tope! Porsche 911 Turbo S vs el Lamborghini Aventador

El nuevo Porsche 911 Turbo S se enfrenta al Lamborghini Aventador. Pese a que el primero es menos potente que el segundo, el alemán tiene un peso más contenido y esto podría hacer que la balanza se decantara para el deportivo de Stuttgart.

La marca de Stuttgart renovaba su gama nueveonce y con ella al poderoso Porsche 911 Turbo S. Estamos hablando de la joya de la corona, con permiso de las versiones GT3, en la que encontramos potencia a raudales y una estética más radical. El mismo modelo ha sido enfrentado al Lamborghini Aventador, otro de esos deportivos que se encuentran entre los mejores del mundo. El alemán tiene menos potencia, pero también es menos pesado. ¿Por cuál de los dos apostáis?

Una de las referencias del segmento de los deportivos es sin duda el Porsche 911. Hablamos de un deportivo elegante, de grandes capacidades dinámicas y que cuenta con años de experiencia en el mercado. El Lamborghini Aventador es el rey de la gama que ofrece actualmente la compañía, siendo más potente y extremo que el Lamborghini Huracán. El Porsche 911 en su versión Turbo S se ha enfrentado a este toro salvaje, menos potencia pero un peso más contenido.

El Porsche 911 Turbo S cuenta con un motor de seis cilindros bóxer y 3.8 litros de cilindrada que gracias a un sistema de sobrealimentación desarrolla nada menos que 580 caballos de potencia en su última actualización. Con estos 20 caballos de potencia extras el nuevo Turbo S es capaz de completar el 0-100 km/h en solo 2,9 segundos y llegar a una velocidad máxima de 330 km/h.

No te pierdas la prueba del Porsche 911

El Lamborghini Aventador en cambio recurre a un motor más potente. En este caso hablamos de un enorme V12 de 6.5 litros atmosférico capaz de ofrecer 700 caballos de potencia. La aceleración declarada de manera oficial es la misma, 2,9 segundos, aunque la velocidad máxima llega hasta los 350 km/h.

Sobre el papel es difícil elegir, pues aunque uno es más potente los tiempos de aceleración son similares debido a las diferencias de peso. Toca darle al play para salir de dudas.

Lecturas recomendadas