Skip to main content

Noticia

Motor

Pierde 6 puntos y 1.000 euros y pocos nos parecen por esta barbaridad

Conductor de ambulancia bajo los efectos de las drogas

“Denunciado el conductor de una ambulancia que dio positivo en cocaína y anfetamina en un control de drogas”. Este es parte de tweet que la Guardia Civil publicada en su perfil para dar a conocer la grave infracción de la que fueron testigos. No en vano la persona que conducía el citado vehículo estaba de guardia y, por lo menos, no llevaba a ningún pasajero. ¿El resultado? Sustracción de puntos y una cuantiosa multa económica por conducir una ambulancia bajo los efectos de las drogas.

No te pierdas: Detienen a una conductora que 'evitó' 80 multas de velocidad con un coche zombie y una matrícula falsa

La Guardia Civil y, más concretamente, la división que vigila y controla el Tráfico han denunciado al conductor de una de las ambulancias del 061 que dio positivo en uno de los controles de drogas que estaban llevando a cabo. El punto de verificación de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes estaba situado en la carretera DP-7307 correspondiente al municipio de Ribeira (La Coruña).

Seis puntos menos

Los hechos fueron los siguientes: el conductor, que no transportaba a nadie, dio positivo en cocaína y anfetamina y los agentes procedieron a inmovilizar el vehículo, en este caso una ambulancia del 061 con la que estaba trabajando en ese momento, hasta que llegó otro conductor. El siguiente paso fue el envío, por parte de la Guardia Civil, de la contramuestra. El laboratorio en cuestión la analizó y confirmó la presencia de las dos sustancias.

Conductor de ambulancia bajo los efectos de las drogas

Con esa información, las consecuencias eran evidentes: la Guardia Civil denunció al conductor de la ambulancia persona ante la Jefatura Provincial de Tráfico de A Coruña. Además de la pertinente denuncia, el conductor tendrá que pagar una multa de 1.000 euros y ha visto cómo su carnet tiene, ahora, seis puntos menos.

El caso, ante el Ministerio de Sanidad

Por otro lado, Carmen Flores (Defensora del Paciente) ha llevado el caso ante Salvador Illa, Ministro de Sanidad. El objetivo es pedir que se pongan en marcha controles de drogas, alcohol y enfermedades psiquiátricas al personal sanitario. La Defensora del Paciente argumenta esta petición en la existencia de esas pruebas para otras profesiones con riesgo para terceras personas y, además, recuerda que este “no es ni el primer caso en el ámbito sanitario ni el último”.

Y además