Noticia

Piden aumento de velocidad en Estados Unidos

Piden aumento de velocidad en Estados Unidos

Aarón Pérez

06/07/2015 - 13:27

La Ley Nacional de Velocidad Máxima de Estados Unidos, aprobada en 1995, establece que el límite de velocidad para todo el país es de 55 mph (88 km/h), dependiendo también de las condiciones de la vía, los cuales pueden llegar a ser superiores. Ahora, desde la Universidad de Texas se pide un aumento de los límites de velocidad alegando una buena serie de razones.

No te pierdas: Lo que hay que saber de los límites de velocidad en España

Todo surgió de la necesidad de hacer más seguras las carreteras de Estados Unidos y, aunque la Ley Nacional de Velocidad Máxima fue aprobada en 1995, ya desde la década de 1970 se impuso un límite de velocidad en carretera de 55 mph (88 km/h) con el objetivo adicional de reducir el consumo de combustible en plena Crisis del Petróleo.

Desde la Universidad de Texas se pide un incremento de estos límites dadas las condiciones de las carreteras actuales, la seguridad de los automóviles modernos e incluso la relación con las fuerzas del orden, alegando a la educación de los conductores y al respeto a señales de tráfico con límites más realistas. Según diversos estudios, para que los límites de velocidad establecidos sean respetados, tan solo 1 de cada siete vehículos debe circular más rápido que la velocidad indicada (pese a ser ilegal). Sin embargo, desde Austin indican que este baremo no se respeta desde hace años.

Los beneficios que aportaría un incremento de los límites de velocidad, según Stephen Boyles, profesor de ingeniería de transportes de la Universidad de Texas sería una mejora de la credibilidad de los límites de velocidad si, en este caso, se indicara un límite razonable y acorde a las condiciones de la carretera, no a la velocidad que los políticos desearían conducir. 

También mejoraría la relación con las fuerzas del orden. En lugar de frenar como acto reflejo tras divisar un coche de Policía, preocuparse por la aplicación de las leyes de velocidad o sobrepasar dichos límites, el conductor puede simplemente dedicarse a realizar la conducción. Según Boyles, nadie debería preocuparse de ser detenido por conducir de manera segura. Por último, mejoraría el respeto a la ley. El exceso de velocidad debería ser visto como un tema serio y no un delito rutinario al que todos los estadounidenses deben enfrentarse a diario. 

Fuente: UTNews

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches