Skip to main content

Noticia

Competición

Los Peugeot 3008 DKR vencedores del Dakar 2018 tienen nuevo dueño

Carlos Sainz ganador Dakar 2018
Los Peugeot 3008 DKR podrán continuar compitiendo gracias a la adquisición de tres coches por parte de una empresa francesa.

Buenas noticias. Después del anuncio de Peugeot de que abandonaba el Rally Dakar al final de la edición 2018, la prueba de rallys más dura del mundo se quedó un poco “huérfana”, solo con dos fabricantes en la pelea por el triunfo: Toyota y Mini. Aunque no competirán de forma oficial, los Peugeot 3008 DKR sí que podrán seguir corriendo, después de ser adquiridos por un equipo privado.

Te puede interesar: Rallycross, la nueva aventura de Peugeot

La empresa francesa Easy Rally Raid ha sido la compradora de una parte del equipo Peugeot que ha ganado tres ediciones consecutivas del Rally Dakar. Por una cantidad económica que no ha trascendido, se han hecho con tres Peugeot 3008 DKR Maxi, la última evolución del coche que comenzó a competir en 2015 como Peugeot 2008 DKR y que ha sido desarrollada año a año hasta ser, de largo, el mejor vehículo en liza.

Además de los coches, el equipo también ha comprado dos camiones que servirán de asistencia rápida a la formación que compita, así como todos los repuestos de los que disponía Peugeot Sport en sus instalaciones, lo que da garantía a sus nuevos competidores.

Peterhansel en el Dakar 2018

No menos importante es que el equipo capitaneado por Jean-Dennis Piccini, Jean-Pascal Besson y William Oddoux, todos ellos con experiencia en pruebas off-road, también se reforzará con técnicos experimentados en este tipo de competición.

Después de comprar los vehículos, Easy Rally Raid los pondrá a disposición de sus clientes próximamente. Se espera que cada una de las unidades sean alquiladas a pilotos para competir en pruebas como el Silk Way Rally, Rally de Marruecos, Africa Eco Race o el Dakar 2019. No conocemos quiénes son sus posibles clientes, pero está claro que puede haber alguno de primera fila, sobre todo viendo la fuerza mostrada por el 3008 DKR Maxi en las últimas tres ediciones del Dakar.

Esta fórmula la ha seguido, por ejemplo, el piloto Khalid Al Qassimi, que sin ir más lejos corrió el Dakar 2018 con una unidad del 3008 DKR alquilada al equipo PH Sport. Aunque contaba con un rendimiento alejado de los coches oficiales, cuajó buenas actuaciones y acabó en la sexta posición de la clasificación final.

Es muy positivo que los Peugeot continúen compitiendo y no se hayan quedad encerrados en un garaje, como desgraciadamente hemos visto en los últimos años. Ejemplo de ello son los Volkswagen Polo R WRC o los Porsche y Audi de las 24 Horas de Le Mans.

Imagen: Peugeot Sport

Y además