Noticia

Un expolicía, perseguido y golpeado por un conductor 'loco'

Un expolicía, perseguido y golpeado por un conductor 'loco'

Redacción Auto Bild

19/12/2012 - 13:38

El expolicía australiano Ken Olsen pasó el peor momento de su vida cuando otro conductor inició una alocada persecución en la que no solo colisionó contra el vehículo, sino que incluso rompió el parabrisas a puñetazos. Ver para creer.

En AUTO BILD solemos hacernos eco de algunas de las situaciones más sorprendentes e inverosímiles que suelen suceder en las alocadas carreteras rusas. Sin embargo, hay cosas que todavía pueden dejarnos alucionados. Es lo que ocurre en el vídeo de hoy, en el que un enajenado conductor emprende una alocada persecución contra otro vehículo en carreteras australianas. La víctima, un exoficial de Policía, acaba viendo como el agresor rompe con sus propias manos el parabrisas de su pick-up. La persecución, con golpes, salidas de la vía y derrapes incluidos, parece sacada de la mejor película americana.

El bueno de Ken Olsen nunca imaginó el pasado domingo que un pequeño choque acabaría por convertirse en una de las experiencias más traumáticas que un conductor puede tener. El exoficial de Policía conducía su pick-up, equipada con una providencial cámara que recogió todo lo sucedido, por el sur de Brisbane, al noroeste de Australia. De repente, una pick-up negra le golpeó por detrás. Olsen vio como el futuro agresor gesticulaba aireadamente antes de intentar ponerse en paralelo con él.

Debido al estado de excitación del conductor, Olsen decidió no bajarse del vehículo. Una decisión acertada a tenor de cómo se desarrollaron después los acontecimientos. El conductor de la pick-up negra hizo todo lo posible por sacar de la carretera y bloquear cualquier salida de escapatoria a un Olsen que tuvo que cometer algunas infracciones de tráfico en su intento de dar esquinazo a sus acosadores.

Antes de que el agresor rompiese con sus propias manos el parabrisas de la furgoneta, ya lo había intentado en un primer momento. Sin embargo, Olsen consiguió alejarse y prolongar durante un largo rato una agónica persecución que acabaría finalmente con el copiloto de la pick-up negra encima de su capo destrozando de solo tres puñetazos el parabrisas del vehículo de Olsen.

Pese a su pasado como policía, Olsen ha declarado a un programa de televisión que jamás había visto algo parecido en la carretera. “¿Cómo entender el hecho de que alguien intente -en mi opinión- acabar con tu vida?".

De acuerdo con las últimas noticias de la televisión australiana, el autor de esta espectacular agresión ya se ha puesto en contacto con la Policía con la finalidad de entregarse mañana miércoles.

Foto portada: ThinkStock.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches